Cupra Born
Cupra Bornmikel prietoCupra

¿Cómo se comporta un deportivo eléctrico a -30º?

El Cupra Born, cien por cien eléctrico, afronta sus últimas pruebas antes de llegar al mercado

El primer modelo eléctrico de la marca Cupra, bautizado con el nombre de Born, apura sus últimos días como prototipo. El coche será presentado oficialmente en el mes de mayo y mientras tanto un ejército de ingenieros analiza cada detalle de su resistencia en las condiciones más extremas. Toca hacer comprobaciones con el frío como peor aliado. Y no un frío cualquiera. A -30 grados en el Círculo Polar.

Thumbnail

La pista es un circuito oval sobre un lago helado con 6 km. Los ingenieros de CUPRA han estado dos años probando el coche en este ambiente tan inhóspito, con tecnología de vanguardia para llevar el desarrollo del CUPRA Born al máximo nivel. Ahora, en los últimos test antes de su lanzamiento ponen al límite el primer cien por cien eléctrico de la compañía en las condiciones más difíciles.

Es una fase decisiva del desarrollo del CUPRA Born. El equipo CUPRA somete al eléctrico a más de 1.000 test a las temperaturas más gélidas del planeta. El test de durabilidad consiste en conducir durante 30.000 kilómetros día y noche. El objetivo, garantizar que, con el CUPRA Born, se consigue el mejor rendimiento en cualquier condición. El dinamismo del primer CUPRA 100% eléctrico ha sido un aspecto crucial en su desarrollo. En un circuito sobre un lago helado se comprueba el Control Dinámico de Chasis y las diferentes opciones de firmeza de los amortiguadores. La parte interior de la pista está más pulida, la exterior menos, para favorecer así el deslizamiento. Los ingenieros aseguran así su deportividad contando con el mayor nivel de seguridad.

El CUPRA Born se pone a prueba en pistas que combinan, de diferente manera, superficies de hielo y asfalto, lo que supone distintas adherencias. El equipo CUPRA recrea las condiciones más difíciles. Los sensores de las cuatro ruedas analizan cada terreno para dar con el equilibrio que proporcione la frenada más estable.

La respuesta del sistema de climatización del CUPRA Born, al ser eléctrico, es instantánea. Incluso a -30º C, el vehículo entrega el máximo nivel de potencia calorífica desde el primer segundo. A pesar de estar a casi 4.000 Km del Centro Técnico de Martorell (Barcelona), los ingenieros han contado con la tecnología más avanzada, como impresoras 3D, para diseñar su climatización. Han superado distintos retos: por un lado, crear un sistema silencioso y, por otro, eficiente, para obtener la mejor sensación de confort conservando el mayor nivel de autonomía. El primer 100% eléctrico de CUPRA ha culminado con éxito cada uno de los más de 1.000 test al límite. Su tecnología, rendimiento, dinamismo, precisión de frenada y confort son a prueba de los climas más extremos. La presentación mundial del primer modelo 100% eléctrico de CUPRA tendrá lugar a principios de mayo.