¿Sabes cuánto puedes ahorrar en 11 años si compras un coche eléctrico?

Un estudio de la Fundación Europea del Clima, en el que ha colaborado la OCU, muestra la gran diferencia de costes en relación a un vehículo de gasolina

Citroën ë-C4.
CITROËN
04/02/2021
Citroën ë-C4. CITROËN 04/02/2021CITROËN CITROËN

El vehículo cien por cien eléctrico es ya una realidad y son muchas las marcas que ofrecen modelos a unos precios razonables con un rango de autonomía que proporciona cierta tranquilidad, al menos, si el uso del coche se realiza en ciudad y alrededores. Aunque también es cierto que pueden utilizarse para viajar, eso sí, planificando muy bien la ruta en función de los puntos de recarga disponibles. La media empieza elevarse e incluso existen coches que pueden obtener una autonomía de hasta 500 kilómetros. Pero además, aunque de primeras parezcan coches caros respecto a los convencionales, un estudio demuestra que el ahorro en 11 años se eleva a 9.000 euros. Las razones son claras. Un coche eléctrico tiene menor mantenimiento; paga menos impuestos; y tiene más ayudas.

Los cálculos del estudio en el que colaboró la OCU se hicieron para un vehículo de gama media con el que se recorren 14.500 km al año; y tienen en cuenta el precio de compra a nuevo (con descuento de 4.500 euros aplicando el Plan Moves III), el de reventa 11 años después, los impuestos, los seguros, el gasto de combustible o electricidad y los gastos de mantenimiento.

Según el estudio, el coste total del coche eléctrico suma 56.000 euros en 11 años de uso, frente a los 65.000 euros de un compacto con motor de gasolina. Es decir, supone un ahorro de 9.000 euros recargando el coche con la tarifa eléctrica normal (4 €/100km). Es más, el ahorro podría llegar a alcanzar los 13.000 euros si se recarga con la tarifa nocturna reducida (1,6 €/100km) y hasta 15.500 euros si además se beneficia de la máxima ayuda del Plan Moves III (7.000 euros por entregar un coche para achatarrar).

Los híbridos enchufables, si se usan un 70% en modo eléctrico (4 €/100km), terminan costando lo mismo que un híbrido no enchufable y 3.000 euros menos que un vehículo con motor de gasolina (9,5 €/100km) y contaminan bastante menos. Y al igual que en el caso anterior el ahorro podría ser aún mayor si se aprovecha la tarifa nocturna reducida y el máximo de la ayuda del Plan Moves III (5.000 euros en vez de 2.500 euros entregando un vehículo para achatarrar). Otra opción interesante son los vehículos bifuel con motor de gasolina y gas natural comprimido (GNC); de hecho, resultan incluso más baratos que un coche eléctrico, aunque sus emisiones a la atmósfera son mayores.

En lo que se refiere a las emisiones de CO2, el ranking de baja contaminación lo lidera el coche eléctrico (60 g/km), seguido del de hidrógeno (80 g/km), del híbrido enchufable (90 g/km) y del bifuel GNC (115 g/km). A la cola, el gasolina (160 g/km), el diésel (145 g/km) y el híbrido no enchufable (130 g/km).