Las ventas de coches en España caen a niveles de hace ocho años

Suben respecto a abril de 2020, pero son el 34,2% inferiores al mismo mes de 2019

David Jar

Habría que remontarse al año 2013 para encontrar un cuatrimestre más bajo en matriculaciones de automóviles que el de este año. El mercado de vehículos sigue a la baja en el mes de abril comparadas con el mismo mes de 2019, ya que no es posible la comparación con el mismo mes del año pasado en que, con los concesionarios cerrados, sólo se vendieron 4.163 vehículos, la mitad de ellos a empresas de alquiler.

En concreto, según datos de los fabricantes, las matriculaciones de turismos y todoterrenos ascendieron a 78.595 unidades, es decir, un 34,2% menos que en abril de 2019. Con ello, el acumulado del primer cuatrimestre se queda en 264.655 vehículos, lo que supone una caída del 39,3% frente al mismo periodo de hace dos años. En opinión de los directivos del sector del motor, la pandemia, la incertidumbre sobre la vacunación y las sucesivas olas, la falta de turismo, la crisis económica, la inexistencia de ayudas a la demanda y la subida del Impuesto de matriculación siguen haciendo mella en el mercado.

Por canales, los particulares vuelven a ser el canal con mayores ventas, aunque registran una caída del 35%. Las empresas pierden el 20,5% de sus comercializaciones respecto de abril de 2019 y los alquiladores, un 46,5%. En el acumulado del año, las ventas a particulares caen un 44,6% respecto del primer cuatrimestre de 2019 y los alquiladores un 49,7%.

En opinión de Anfac, el nivel de las ventas se encuentra casi a la mitad del ritmo que nos correspondería para alcanzar una cifra de mercado de 1,3 millones de vehículos, un volumen natural para un país como España. La recuperación se está retrasando y no se aprecian motivos para un cambio de tendencia. La incertidumbre económica, la ralentización de las vacunaciones y la falta de estímulos a muchos consumidores para la renovación siguen afectando a los volúmenes de venta.

Por lo que respecta a la tendencia de venta, sigue descendiendo el uso del diésel, que se sitúa ya en solo el 20,5 de las ventas, mientras que la gasolina ya supone casi la mitad del mercado, concretamente el 49,1%. El resto 30,4% se registra en los vehículos electrificados o con combustibles alternativos. Por lo que se refiere a las marcas, Seat ha sido en abril líder del mercado, por delante de VW, Peugeot y Toyota. En el acumulado del año, las marcas de cabeza son las mismas, pero cambia algo el orden. En primera posición se mantiene Peugeot, por delante de Seat, Volkswagen y Toyota. En cuanto a modelos, dos Seat fueron los más vendidos en abril: el Arona y el Ibiza, por delante del Peugeot 2008, el Vw Polo y el Peugeot 3008. En los cuatro primeros meses, el líder es el Peugeot 2008 por delante del Seat Arona.