Actualidad

¿Sabes dónde está el radar que más multó en 2020?

A pesar de las restricciones de movilidad el dispositivo aumentó su “rendimiento” un 350%. La DGT formuló 2,4 millones de denuncias el pasado año. Andalucía lidera el ranking por delante de Valencia y Madrid

Sorprende que, a pesar de la pandemia, las restricciones de movilidad y el hecho de haber estado confinados varios meses, las sanciones por exceso de velocidad en 2020 sólo se hayan reducido un 17%. De los 1.000 radares que tiene la DGT repartidos por España, sólo 50 aglutinaron casi el 40% del total de las multas y todo eso a pesar del descenso del 25% de los desplazamientos.

Los radares de la Dirección General de Tráfico (DGT) formularon un total de 2,46 millones de denuncias por exceso de velocidad en 2020, lo que supone un descenso del 17,46% sobre las realizadas en el mismo periodo del año anterior (2,94 millones), según revela un estudio realizado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Esta caída en el número de denuncias formuladas en 2020 se produjo en el contexto de la pandemia del Covid-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación.

Bloque HTML de muestra

Por comunidades autónomas, el informe, recogido por Europa Press, destaca que los radares más activos se han localizado en Andalucía, con 519.254 denuncias formuladas y que representan el 21% del total; en la Comunidad Valenciana, con 317.381 denuncias (12,9%) y en la Comunidad de Madrid, con 284.281 (11,5%). Por el contrario, los radares situados en La Rioja (29.107), Navarra (41.751) y Cantabria (44.138) son los que menos denuncias contabilizaron.

En relación con los radares que más denuncias formularon en 2020, la investigación apunta que el más activo de España se halla ubicado en el kilómetro 246 de la A-7, en Málaga, con un récord de 48.771 denuncias, lo que supone un incremento en su actividad de un 350% respecto del mismo periodo del año anterior (13.927 denuncias). La limitación en ese punto de la autovía es de 80 km/h.

El informe detalla también que 50 radares, de los cerca de 1.000 que dispone la DGT, formularon el 38,25% del total de denuncias (941.061). De ellos, 26 ya aparecían en el ranking de cinemómetros más activos del año anterior, mientras que el resto se sitúan en nuevos emplazamientos.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, considera que la DGT debería replantearse su política de radares, ya que no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en meros instrumentos de recaudación.