Ya hay en España 200.000 coches con etiqueta 0

Ante la falta de puntos de recarga en carretera, los usuarios se inclinan por los híbridos enchufables, cuyas ventas crecen espectacularmente

Si necesita adquirir la etiqueta puede hacerlo en las oficinas de Correos o en la DGT.
Si necesita adquirir la etiqueta puede hacerlo en las oficinas de Correos o en la DGT.

Según los datos de matriculaciones manejados por los fabricantes, actualmente hay en España un total de 198.170 vehículos con etiqueta 0 azul. En esta calificación están metidos tanto los eléctricos puros como los híbridos enchufables, si bien son estos últimos quienes están teniendo un mayor éxito al permitir al conductor la toma de contacto con la electrificación sin la preocupación por la autonomía en largas distancias.

Precisamente por ello, las ventas de los llamados PHEV se han disparado en los últimos tiempos ya que cuentan con una autonomía en modo eléctrico de unos cincuenta kilómetros, que son más que suficientes para el uso diario de un automóvil. Y cuando se termina la electricidad entra el motor de combustión interna que permite realizar desplazamientos mayores sin las dudas de encontrar un punto de recarga en el camino… y que funcione.

Así vemos que en el pasado septiembre se registró un incremento del 101,2% respecto al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar las 3.959 unidades. El 59% de las ventas han sido a flotas de empresa. Si estudiamos las matriculaciones, vemos que el XCeed 1.6 se situó como el turismo híbrido enchufable favorito de los conductores españoles, con 302 unidades vendidas, seguido del Peugeot 3008, con 172 unidades. El Hyundai Tucson se situó en tercer lugar, tras matricular 167 unidades durante el mes pasado.

El esfuerzo de los fabricantes con el desarrollo de modelos electrificados ha hecho que ya nos encontremos a poco más de cincuenta mil unidades del objetivo marcado por el Gobierno para 2023. Pero mientras las marcas cumplen de sobra con los objetivos, los planes de instalación de puntos de electrificación en las carreteras siguen casi detenidos e incluso la ministra de Industria, Reyes Maroto, anunció nuevos retrasos en las asignaciones presupuestarias del PERTE destinadas a los programas de puntos de recarga. De mantenerse este ritmo de matriculaciones, en poco más de dos años podríamos contar con un parque electrificado de unos cuatrocientos mil coches, pero eso contando con el desarrollo paralelo de puntos de recarga.

Por otra parte, los vehículos eléctricos puros de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) crecieron en septiembre un 23,6% respecto al mismo mes del año pasado, con 4.190 unidades vendidas. En lo que va de año, acumulan un total de 26.131 unidades matriculadas, lo que supone un 9,1% más frente al mismo periodo de 2020. Las matriculaciones de turismos 100% eléctricos cerraron el mes pasado con un ascenso del 43,4%, con un total de 2.932 unidades y representan ya casi el 4,9% de las matriculaciones totales. En lo que va de año, estos modelos acumulan un incremento del 51,8%, alcanzando las 15.061 unidades. En cuanto a ventas por modelos, el Tesla Model 3 4p es el eléctrico más popular, con 720 unidades vendidas. En la segunda posición se colocó el Kia e-Niro, con 195 unidades y cerrando el podio el Dacia Spring E, tras matricular 152 unidades.

Al quedarse fuera de las ayudas del Moves, los ciclomotores eléctricos registraron un descenso del 5,8% durante el pasado mes, hasta situarse en las 442 unidades, acumulando un descenso del 44,2% en lo que va de año, con 3.775 unidades. Las furgonetas eléctricas, cada vez más presentes en el reparto de última milla, acumulan un crecimiento del 63,2%, hasta alcanzar las 1.923 unidades matriculadas. No obstante, el retraso en la puesta en marcha de las ayudas para empresas ha contribuido a que durante el pasado mes cayeran un 46,7%, hasta situarse en solo 163 unidades.