La china Aiways entra en España con sus eléctricos de la mano de Astara

Traerá dos modelos SUV, un familiar y otro con carrocería de tipo coupé, ambos de cero emisiones, que comenzarán a venderse en los primeros meses del año que viene

Aiways U5
Aiways U5 FOTO: Enes Kucevic Aiways

La marca Aiways, con sede en Shangai, ha elegido al grupo español Astara, hasta hace unos días Bergé Automoción, para iniciar la comercialización en España y Portugal de sus modelos SUV totalmente eléctricos. El primer modelo, el SUV U5 llegará a los dos países ibéricos en el primer trimestre del año que viene y se venderá tanto “on line” como a través de su propia red de concesionarios.

El plan de entrada de Aiways en los mercados ibéricos es ambicioso, ya que el siguiente modelo SUV, con el nombre de U6 y con carrocería tipo coupé, llegará inmediatamente después, dentro del año 2022. La empresa china quiere aumentar su presencia europea y expandirse en nueve mercados ya que a España y Portugal se unirán Bélgica, Dinamarca, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos y Suiza e incluso incrementar su presencia en otros países en breve. Para ello, sus planes de crecimiento prevén el lanzamiento de un nuevo modelo cada año en Europa

El CEO de Astara, Jorge Navea, cree que existe un gran potencial en el mercado para un SUV eléctrico innovador y de alta calidad, como el U5, que puede tener una gran aceptación entre el público, aunque aún no se ha facilitado el rango de precios de comercialización del modelo. Astara tiene actualmente presencia en 14 países de Europa y Latinoamérica en los que distribuye 29 marcas y que ofrece toda una diversificación de productos y servicios centrados en la movilidad, tales como propiedad, suscripción, y otros canales de comercialización.

Por su parte, Aiways fue la primera marca de vehículos eléctricos de China en comenzar a vender automóviles en Europa y continúa aumentando su presencia en el continente. Fundada en 2017, tiene su sede europea en Munich. El U5 se produce en la planta de Shangrao, una de las más modernas de China, que cuenta con una capacidad de producción inicial de 150.000 unidades por año, pero que puede aumentar este número hasta 300.000 unidades cuando crezca la demanda mundial de vehículos eléctricos.