Sociedad

Este es el nuevo sistema de la DGT para multar aunque frenes antes de un radar

Un nuevo detector puede interceptar a los conductores que intentan evitar una sanción a última hora

Radar del Km 13 de la A4.
Radar del Km 13 de la A4. FOTO: ©Gonzalo Pérez Mata La Razón

España cuenta con diferentes tipos de velocidad máxima en la carreteras. 50 Km/h en las ciudades o 120 Km/h en las autopistas son dos de los límites más conocidos aunque existan otros muchos que varían según la vía y diferentes tipologías.

Para controlar estos límites de velocidad, tanto la Dirección General de Tráfico (DGT) como otras autoridades tienen distintos sistemas que buscan evadir a los conductores. El radar es el sistema más conocido en nuestro país y el que más consigue interceptar a aquellos que se saltan las normas.

Ya sea mediante una instalación fija, en un coche policial o, incluso, en un dron, la DGT cuenta cn muchos tipos distintos que ayudan a reconocer los vehículos que exceden las velocidades permitidas. Estas están implementadas para favorecer la seguridad vial y así proteger la vida de los conductores.

Un exceso de velocidad está perfectamente relacionado con la peligrosidad y posibilidad de morir en un accidente de tráfico. Además, a mayor velocidad está científicamente demostrado que se reducen las probabilidades de sobrevivir a un siniestro en un vehículo a motor.

Así las cosas, la DGT trata de evitar que los conductores superen las velocidades permitidas y pongan en riesgo al resto de usuarios de las carreteras. Por ello, mediante controles y radares buscan este efecto que ha conseguido que en los últimos descienda la mortalidad exponencialmente en las carreteras españolas.

Aun así, hay quien evita cumplir las normas y utiliza un truco muy común cuando sabe donde se encuentra instalado un detector de velocidad. Ante la aproximación a este aquellos que superan el límite frenan para no ser multados y acelerar inmediatamente aunque esta treta tiene los días contados gracias a un nuevo método de la DGT.

Nuevo sistema

Aquellos que sabiendo donde está colocado el radar frenen para volver acelerar empezar a ver como las multas aparecen en sus casas. Los nuevos radares de la DGT utilizarán una técnica que será capaz de detectar a aquellos que solo frenen en ese momento.

Así, los nuevos radares instalados por la DGT constan de dos cámaras repetidas en unas zonas concretas. Estos lanzaran una fotografía más amplia y durante un mayor tramo para evitar que los conductores que vuelvan a acelerar excediendo el límite se vayan sin más.

Esto ayuda a que cuando un conductor que supera el límite frena al llegar al radar no vuelva a superarlo durante un rato y así evitar posibles problemas relacionados con la velocidad. Para la DGT estos radares son capaces de dar caza a aquellos conductores que al saber donde están colocadas las cámaras solo cumplen la legalidad en ese momento.

Además, ese frenazo cuando llega un radar puede ser peligroso para el resto de conductores. Un cambio brusco de velocidad puede poner en riesgo la seguridad, motivo por el cual esta práctica ya está penalizada hasta con doscientos euros.

Llegados a este punto, la DGT espera con este nuevo sistema de detección evitar que los conductores sobrepasen los límites y, además, que solo los respeten en los radares.