Sociedad

Los juristas, sobre no fumar en el coche: «Es inconstitucional»

Dudan sobre su legalidad si el conductor solo daña su salud y no perjudica a terceros

El debate está servido. El nuevo borrador del Ministerio de Sanidad en el que propone «antes de 2023» incrementar los impuestos al tabaco y aumentar los lugares libres de humo como terrazas o coches particulares ha provocado distintas reacciones no solo entre los fumadores. Algunos expertos en Derecho se han pronunciado sobre el plan cuestionando su constitucionalidad y, tanto el presidente de la Sección Sanitaria del Colegio de Abogados de Madrid, Juan José Bestard, como el presidente de la sección de Derecho Administrativo del mismo, Alberto Dorrego, dudan de la «viabilidad constitucional» de prohibir fumar en el coche, así como de otras medidas propuestas en el «Plan de Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025».

Solo si es una distracción

Según Bestard, ex alto cargo de Sanidad, la prohibición de fumar en un vehículo propio tendría una «aplicación compleja» porque «hay cobertura jurídica siempre y cuando se busque proteger la salud de los acompañantes, sobre todo si son menores» pero «no habría justificación para prohibir fumar a una persona sola en un coche, a no ser que se apele a que constituye una distracción para el conductor», algo que sería una cuestión distinta, como comer o mirar el móvil al volante. Pero «limitar el derecho a fumar de una persona fumadora estando sola es discutible», aseguró a Ep.

Algo muy distinto es el hecho de prohibirlo en terrazas. Eso sí, a juicio del experto, «tiene el inconveniente de que tiene que ser efectiva y a la vez posible de controlar», señaló. En la misma línea se mostró su compañero Dorrego. «Las normas sancionadoras tienen que tener por objeto proteger derechos de terceras personas. Entonces, toda medida sancionadora que solo tenga por objeto proteger al propio sujeto que está realizando la acción no tendría demasiado sentido», aseguró.

Los médicos celebran el borrador

Mientras los fumadores se quejan, sobre todo, de que no puedan fumar en espacios abiertos como en terrazas, quienes sí han celebrado la propuesta de Sanidad son los médicos de familia. El Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) pide que el proceso normativo y legal para su aplicación real sea «en unos plazos de tiempo lo más ajustados posibles». Además, creen que el borrador incluye medidas propuestas por ellos para lograr que España alcance los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud en cesación tabáquica.