MENÚ
viernes 24 mayo 2019
02:13
Actualizado

Biocombustible para automoción procedente de residuos orgánicos

El proyecto Life Methamorphosis impulsado por SEAT transforma residuos orgánicos en biometano para su uso en vehículos que funcionan a gas.

  • El biometano producido a partir de basuras se está utilizando en pruebas en varios SEAT TGI.
    El biometano producido a partir de basuras se está utilizando en pruebas en varios SEAT TGI.
  • El repostaje del gas es sencillo, únicamente se emplean unos tres minutos en llenar el depósito.
    El repostaje del gas es sencillo, únicamente se emplean unos tres minutos en llenar el depósito.
  • La utilización del biogás reduce las emisiones de CO2 en un 80% respecto a la gasolina.
    La utilización del biogás reduce las emisiones de CO2 en un 80% respecto a la gasolina.
  • Cuatro SEAT TGI realizarán 30.000 kilómetros de pruebas con este combustible.
    Cuatro SEAT TGI realizarán 30.000 kilómetros de pruebas con este combustible.

Tiempo de lectura 2 min.

11 de abril de 2019. 09:25h

Comentada
José A. Prados.  11/4/2019

La utilización del gas en los turismos ha despertado en España en los dos últimos años, un combustible, tanto el GLP como el GNC, muy empleado en países como Italia o Alemania, donde cuentan con una amplia red de suministro. La implantación de la etiqueta medioambiental y las restricciones en el acceso al centro de las ciudades a los vehículos más contaminantes ha provocado un interés por la utilización del gas en los turismos, con numerosas marcas que ofrecen sus modelos bi-fuel.

Hace unos días informábamos a nuestros lectores de la completa gama TGI de SEAT impulsada por Gas Natural Comprimido (GNC), en la que ya se puede elegir hasta cuatro modelos de diferentes segmentos, y ahora la empresa española, concienciada en impulsar la utilización de combustibles alternativos al petróleo y reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera, presenta un proyecto denominado Life Methamorphosis que utiliza los residuos orgánicos para producir un biocombustible que puede emplearse para alimentar coches que funcionen a gas.

En este proyecto piloto impulsado por SEAT participan cuatro vehículos de la marca española, tres SEAT León y un Arona que emplean biometano para comprobar el rendimiento de los motores tras una fase en la que recorrerán 30.000 kilómetros cada uno. La ‘materia prima’ para fabricar el biometano se obtiene a partir de los residuos orgánicos que depositamos en el contenedor marrón que ya están utilizando muchas ciudades para reciclar las basuras domésticas.

Las ventajas del uso de este combustible son numerosas, empezando por la no dependencia del petróleo o la reducción de emisiones de CO2 en un 80% respecto a los motores que funcionan con gasolina, además de reducir de una forma considerable los residuos. Y el tiempo de repostaje no es un inconveniente, pues en esta tarea se emplean unos tres minutos, muy similar a llenar el depósito de gasolina o diesel en una estación de servicio convencional.

Cada habitante de Barcelona genera unos 1,5 kilos de residuos al día, unos 2,5 millones de kilos de basura cada día, de los que únicamente se recicla el 40%. En el Ecoparc 2 de Barcelona seleccionan la parte aprovechable de los contenedores marrones y grises, que servirá de materia prima para convertirse en biocombustible, un proceso en el que primero se introducen en unos digestores anaeróbicos de 26 metros de altura con capacidad de 4.500 m3 en los que, en ausencia de oxígeno, empieza la fase de descomposición que genera unos gases, y pasados 30 días se obtiene biogás con un 65% de metano. A continuación se mezcla con dióxido de carbono y se refina para obtener un biometano apto para su uso en automoción. Si todo el biogás que produce Ecoparc 2 se transformara en biometano, 3.750 SEAT León TGI podrían dar la vuelta al mundo cada año.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas