MENÚ
martes 20 noviembre 2018
22:59
Actualizado
  • 1

Estas averías podrían pasar inadvertidas con la nueva ITV

  • Estas averías podrían pasar inadvertidas con la nueva ITV
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

22 de junio de 2018. 10:36h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 22/6/2018

ETIQUETAS

Desde la segunda quincena del mes de octubre, en España fue aprobado el nuevo decreto de inspección técnica de tu vehículo (ITV), ordenanza en la que se modificaron algunos de sus aspectos con la finalidad de exponer el vehículo a una revisión más exhaustiva y profunda, donde se tomaron en cuenta la exclusión del “aprobado con defectos leves”, al igual que la exploración y reconocimiento de todo el sistema de diagnóstico electrónico de tu coche.

Desde ya entró en vigencia en todo el país, por lo que es necesario que conozcas las posibles averías que podría pasar inadvertidas al momento de realizar la inspección. A partir de ahora y al pasar la ITV, los especialistas ingresarán a los dispositivos de lectura del procedimiento de control de los automóviles siguientes a 2016, para conocer con exactitud el Programa de Estabilidad Electrónica.

También se eliminó en la nueva normativa los resultados de calificación “aprobado con defectos leves”, esto quería decir que pasabas la inspección aunque el automóvil tuviese un fallo mínimo, no obstante y desde ahora tendrás que presentarte nuevamente a una revisión en un periodo de un mes o que el coche esté en perfecto estado y con condiciones favorables.

Escucha y percibe a tu vehículo

En muchas oportunidades, acústicamente puedes conocer si tu vehículo tiene una irregularidad o desgaste en alguna de las piezas del sistema de suspensión, sin embargo, no todas esas averías puedes identificarlas con tu oído y es cuando podrías pasar por alto cualquier problema al momento que te corresponda realizar la inspección técnica del coche, por lo que debes darte cuenta de las percepciones que transmite.

Uno de los repuestos que se puede ver afectado es la copela del amortiguador, pieza ubicada en la parte superior de esta ballesta, sonido que puede causar cierto susto al ser fuerte y que aparece al girar el volante del automóvil a media y baja velocidad.

Así como la copela del amortiguador otros elementos pueden advertirte sobre un deterioro en tu sistema de suspensión, los cuales notarás con el paso del tiempo, los kilómetros recorridos y la utilización que le des a tu coche. Es importante que sepas que esos sonidos o ruidos que emite tu vehículo pueden aparecer y desaparecer por arte de magia, razón por la que deberás mantenerlo en una constante exploración con los mecánicos.

¿A qué se debe la vibración del volante?

Esta pregunta es realizada por muchos conductores, ya que la vibración del volante se debe a un sinfín de causas que pueden incomodar el buen funcionamiento y ser un problema preocupante de seguridad.

El volante es uno de los elementos más importantes del automóvil porque a través de él se tiene el control de la dirección, por lo que se debe reconocer si su vibración ocurre únicamente cuando el coche está en movimiento o si sucede mientras está estacionado pero con el motor en marcha, razones que ayudarán a solucionar de manera fácil y concreta el problema.

En algunos casos puede vibrar por el desgaste desigual de los neumáticos, quienes son los que mantienen un único contacto entre el vehículo y el suelo, deterioro que puede ocurrir por el paso del tiempo o porque cuentan con algún defecto.

Otros motivos de la vibración pueden ser una inadecuada geometría de la suspensión o dirección desalineada, el mal estado de los discos de freno, daño de holguras en los discos de goma llamados silentblocks, rajas en las juntas homocinéticas o el mal estado de los rodamientos y amortiguadores.

Pérdida de potencia del motor

Si observas una pérdida de potencia del motor diesel, quiere decir que tu vehículo tiene un problema que se observa frecuentemente y es ocasionado por deficiencia en el suministro del aire, porque no posee suficiente oxígeno para quemar ese combustible.

Una de las principales razones aparece cuando el filtro del aire está tapado por las impurezas y suciedad amontonada por un largo espacio de tiempo o tal vez estuviste conduciendo por alguna zona colmada de humo o polvo.

También puede ocurrir que el caudalímetro no esté midiendo como corresponde el flujo del aire, problema que puedes solucionar en primera instancia con solo limpiarlo, sino deberás reemplazarlo. En otros casos y si el coche tiene turbo, puede ser que no provea la suficiente presión del aire al cilindro y el motor muestre poca fuerza.

Es recomendable que también verifiques el buen funcionamiento de las bujías, la bomba de combustible, la limpieza de la válvula EGR y el embrague que puede estar desgastado.

Kilometraje y años para cambiar la correa de distribución

La correa de distribución de tu automóvil es uno de los repuestos más caros, por lo que debes estar atento a las sugerencias de kilometraje y años de utilización que recomiendan los fabricantes para cambiarla, prevención que te ayudará a estar preparado económicamente.

Es aconsejable que entre los 60.000 y 160.000 kilómetros, así como a los 5 años de uso se cambie la correa de distribución, para así evitar alguna rotura imprevista.

Otra avería que puede pasar desapercibida al momento de la revisión técnica de vehículos es del sistema de refrigeración, porque la temperatura de tu coche puede aumentar en unos pocos segundos, razón por la que deberás estar atento de todos los elementos que lo conforman.

Últimas noticias