Kia Carens, un monovolumen con maneras de familiar

La firma coreana renueva totalmente su monovolumen compacto, que ahora se ofrece en versiones de cinco o siete plazas.

Kia es una de las marcas más activas en lo que a lanzamientos se refiere y además, uno de esos fabricantes cuya imagen ha cambiado radicalmente desde su llegada al mercado español hasta nuestros días. Antes sus modelos eran vistos como coches baratos pero con poca calidad y diseños impersonales.

Pero todo eso ha cambiado. Desde el punto de vista del diseño, la llegada del alemán Peter Schreyer a la dirección de diseño de la firma coreana ha dotado a los Kia de gran personaliad. Y en el apartado de la calidad, uno de los pilares para convencer a los usuarios ha sido la apuesta de Kia por ofrecer la máxima garantía del mercado del automóvil. Los 7 años que ofrece en todos sus modelos han podido acabar con todas las posibles reticencias que los consumidores pudieran tener.

Pero no es sólo la garantía lo que llama la atención. También el diseño, la calidad, la funcionalidad. Y ahí, el último capítulo de esta historia lo escribe la marca coreana con el Carens. La nueva generación de su monovolumen compacto ofrece una estética muy atrayente, una gran habitabilidad y modularidad, una buena calidad de acabado, alta tecnología y además a un precio atractivo.

El nuevo Carens está disponible en versiones de 5 ó 7 asientos. En el primer supuesto cuenta con 536 litros de maletero, ampliables hasta 1.694, mientras que en el segundo caso, con las 7 plazas ocupadas el maletero queda reducido a un volumen simbólico de 103 litros.

Pero el Carens permite una gran configuración del interior. Los 3 asientos de la segunda fila cuentan con reglaje longitudinal y con respaldo regulable en inclinación. Ello permite promediar el espacio existente dentro del habitáculo. Además, para poder ampliar por partes la capacidad del maletero, los respaldos de la 3ª fila se abaten individualmente; el suelo del habitáculo es completamente plano...

En cuanto a los motores, el nuevo monovolumen coreano se ofrece con un propulsor de gasolina de 136 caballos y dos diésel, con 115 y 135 caballos. Todos ellos destacan por su suavidad de marcha y por unos consumos contenidos, que en el caso de los diésel se sitúan por debajo de los 5 litros cada 100 kilómetros.

Y para redondear el conjunto, el precio. Desde 19.900 a 29.000 euros, con un suplemento de 750 euros para las versiones de 7 plazas. A estas cantidades hay que restar 3.250 euros de campaña de lanzamiento. Y si el comprador se acoge al plan PIVE, podrá restar otros 2.000 euros, o 3.000 si adquiere el Carens de 7 plazas.

Más información sobre el Kia Carens.