Consejos para evitar los accidentes por vuelco de tractor

Cómo evitar los siniestros graves y mortales

Dejar una distancia de seguridad mínima de un metro con respecto a los bordes, en las maniobras que deban estar próximas a estos; utilizar la máxima anchura de vía posible; bajar y subir las pendientes con velocidades cortas; no realizar cambios bruscos de dirección; no montar las ruedas sobre piedras, baches y otras irregularidades del terreno que puedan desequilibrar el tractor, y no remolcar máquinas pesadas por fuertes pendientes, son algunas de las recomendaciones que el Instituto de Seguridad y Salud Laboral (ISSL) ha ofrecido para evitar los accidentes por vuelco de tractor al realizar tareas agrícolas, que suelen traducirse en siniestros graves o incluso mortales para los trabajadores.

En el ámbito de la prevención también se aconseja que en las parcelas distribuidas en terrazas o similares no se remonte o descienda el talud; contrapesar el tractor siempre que transporte aperos y mantener un estado adecuado de neumáticos y de los frenos.

En cuanto a las medidas de protección, el tractor debe contar con una estructura homologada que, en caso de vuelco, impida que el vehículo gire más de 90 grados. Dicha estructura puede consistir en un arco fijado al tractor; un pórtico, o una cabina equipada con un bastidor de seguridad y accesorios como techo, parabrisas, paneles laterales y puerta de acceso.

Igualmente, desde el ISSL se recuerda que, además de la estructura de protección, el tractor debe estar equipado con cinturón de seguridad, y éste debe utilizarse siempre. También es obligatorio pasar la ITV a partir de los 8 años de antigüedad, y que los trabajadores tengan una formación adecuada sobre la conducción de los tractores, así como permiso de conducción de la clase B.

La directora general de Diálogo Social y Bienestar Laboral, Manuela Marín, recordó que de manera general, a la hora de manejar el tractor es fundamental alejarse de las zanjas, taludes o barrancos, guardando una distancia de seguridad mínima, sobre todo cuando se deban completar giros. Asimismo, debe extremarse la precaución si el terreno está suelto, mojado o el borde está oculto por la maleza.

Al conducir estos vehículos, resulta especialmente peligroso girar cuando se conduce pendiente abajo. En la medida de lo posible, se debe descender por la zona con menor desnivel, y si es necesario cambiar de sentido en una ladera, se debe hacer con velocidades cortas y tomando las curvas abiertas.