Política

La agricultura ecológica se consolida con cerca de 2.000 hectáreas más en 2018

Las almendras, los pimientos y los limones encabezan las cosechas de la región cuya estimación de producción supone gran parte de la recolección nacional

Además del aumento en el número de hectáreas de cultivo,también ha crecido el número de productores en la Región, en un sector en el que cada vez hay mayor demanda de la sociedad
Además del aumento en el número de hectáreas de cultivo,también ha crecido el número de productores en la Región, en un sector en el que cada vez hay mayor demanda de la sociedad La Razón

a importancia de la agricultura en el desarrollo económico y social de la Región de Murcia ha sido siempre uno de los puntos fuertes de la Comunidad, que desde hace algunos años ha apostado por los productos ecológicos. De hecho, desde que se tiene constancia de los cultivos en 2005, el número de hectáreas que conforman este sector ha aumentado progresivamente, hasta llegar a las 82.594,2 hectáreas que se contabilizaron el pasado 2018, un 2,24 por ciento más que en el año anterior, con 1.817,3 más.

Así lo recoge el último informe realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre el estudio de estadísticas de Agricultura ecológica en España, cuya publicación se ha realizado esta misma semana.

Entre los parámetros que recoge el documento, se muestra que las superficies totales agrícolas ecológicas se sitúan en las 76.027 hectáreas, mientras que hay 3.481 que están en proceso de conversión, y otras 3.085 que se encuentran en el primer año dedicado a dicho tratamiento.

De la misma forma, se recoge que también han aumentado el número de productores durante los últimos años. En concreto, desde 2017 a 2018, el número de productores agrícolas ha aumentado de los 3.285 a los 3.371, un 2,6 por ciento más.

Entre los datos recogidos también se incluyen los operarios ganaderos, que han visto igualmente incrementado su número de trabajadores en las explotaciones ganaderas de la Comunidad.

Los frutos secos, líderes

Sin duda, uno de los productos estrella de estos cultivos son los frutos secos. Más concretamente, la producción de almendras, que suponen un total de 3.061 hectáreas en la Región de superficie cultivada, y de la que se prevé una producción ecológica de 14.310 toneladas.

Respecto a las hortalizas, que cuentan con una superficie de 1.257 hectáreas, se prevé una producción de 54.420 toneladas, de las que cerca de la mitad (más de 24.600 toneladas) corresponden a la recolección de los pimientos.

Asimismo, en lo relativo a los cultivos en tierras arables, como cereales y trigo, la cebada es la que mayor producción ecológica estimada muestra, con 7.185 toneladas para una superficie de cultivo de 6.575 hectáreas.

El arroz también se ha posicionado como uno de los principales productos ecológicos de la Región. El pasado año, la superficie cultivada inscrita llegó a las 13.017 hectáreas, y cuya producción estimada se situó en las 15.070 toneladas.

Finalmente, otro de los productos clave en la agricultura murciana son los cítricos. La cosecha de limones abarca 1.789 hectáreas, cuya producción estimada es de 46.765 toneladas, y que supone el 36,95 por ciento de la producción total española (126.550 toneladas).

Cae el número de cabezas de ganado y colmenas en la agricultura ecológica

Uno de los parámetros recogidos por el estudio realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, «Estadísticas de Agricultura Ecológica», es el número de cabezas de ganado en este sector. Según se desprende del estudio, en 2018 se contabilizaron únicamente cinco explotaciones relacionadas con el ámbito ecológico. De estas, dos corresponden a la ganadería caprina, una a las aves de corral, y otras dos correspondientes al ámbito de la apicultura. Por otra parte, también se informa de la evolución del número de industrias sometidas a control en el sector relacionadas con la producción vegetal, donde se muestra que hay 439 industrias. De estas, 33 pertenecen a la elaboración de aceites y grasas vegetales; 257 a la manipulación y conservación de frutas y hortalizas; dos empresas se dedican a la fabricación de productos de molienda, almidones y productos amiláceos; diez a la elaboración de elementos de panadería y farináceos; once a la fabricación de piensos; 46 a la elaboración de bebidas como cervezas, alcohol y derivados; otras 80 se dedican a los productos alimenticios de origen vegetal.