El Gobierno pide a Hacienda que «recule» tras intervenir las cuentas

La portavoz regional recuerda que Cataluña ha sido sancionada por el Tribunal de Cuentas, y acusa a Pedro Sánchez de actuar de forma “partidista y arbitraria”

Desde el Gobierno de la Región de Murcia, han condenado nuevamente la decisión del Ministerio de Hacienda de intervenir el dinero que recibe la Comunidad para pagar a los proveedores, y se ha insistido en que si no se reforma el sistema de financiación autonómica, la deuda con el Estado seguirá creciendo. “Si no se convoca el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se proponga el cambio de modelo de financiación, el problema financiero no acabará nunca. Nos sentimos injustamente tratados por el Gobierno de Pedro Sánchez”.

Así lo ha reivindicado la portavoz del Ejecutivo murciano, Ana Martínez Vidal, tras la reunión del Consejo de Gobierno, donde ha achacado la decisión de Hacienda a motivos exclusivamente “abitrarios, oportunistas, que no comprendemos”. De hecho, ha remarcado que hay comunidades como Cataluña en las que el Tribunal de Cuentas llevado a cabo sanciones. “Parece que esa comunidad no está dentro del tablero de Pedro Sánchez. Pedimos que lo ponga desde otro punto de vista, porque no nos merecemos este trato”.

La portavoz ha adelantado que volverán a pedir reuniones con el presidente del Gobierno y con los ministros, “aunque ya estamos cansados de reclamarlas y que no tengamos ninguna respuesta favorable”.

818 euros menos

La Región de Murcia ha sido intervenida por haber superado, durante más de dos meses, el periodo medio de pago a proveedores, fijado en 30 días, a los que hay que sumar otros 30 prorrogables, es decir 60, durante los meses de agosto y septiembre, siendo en noviembre el plazo medio de 75,98 días. Ante esto, la portavoz ha recordado que la Región de Murcia lleva más de diez años sufriendo una “injusta” financiación autonómica, y que la demora de la reforma es lo que ha ocasionado que no se pueda cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria.

“Nos van a retener el dinero de las entregas a cuenta del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA), algo que nos parece un castigo arbitrario. Cada murciano recibe 818 euros menos que un ciudadano cántabro, el Estado nos adeuda 85 millones de euros para el IVA, y 148 de las entregas a cuenta. Si ahora bloquea los fondos que nos pertenecen, estarán actuando de manera partidista, generando desigualdad entre la Región de Murcia y el resto de comunidades autónomas".