Celdrán considera el nuevo margen del déficit una “medida paliativa” para evitar rebeliones

El consejero de Hacienda asegura que la propuesta de Hacienda debería centrarse en la reforma del sistema de financiación autonómica

Reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en Madrid
GRAF6472. MADRID, 07/02/2020.- La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (c), junto a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias (d), presiden la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), acompañadas por la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón (i), esta tarde en Madrid. EFE/ Kiko Huesca FOTO: Kiko Huesca EFE

Indignación y perplejidad. Esas fueron las sensaciones y emociones con las que el consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, acudió a la llamada del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en el que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, situó el margen del déficit para 2020 en el 0,2 por ciento del PIB, o que se pretenda compensar el impago del IVA de 2017 con un Fondo extra de Liquidación Autonómico (FLA) al cero por ciento de interés.

«Son medidas paliativas que solo sirven para acallar a algunas regiones socialistas, contentarlas y que no se rebelen contra el dictamen del Gobierno de España por no pagar el IVA».

Según Celdrán, lo que necesita España y la Región es el modelo de la «suficiencia», que se cubran con los recursos necesarios a las Comunidades y se deje de castigar a las infrafinanciadas poniendo en marcha la reforma del sistema de reparto autonómico.

«Debemos recuperar lo perdido como el IVA, que únicamente ha servido para que el Gobierno de Pedro Sánchez pueda maquillar las cuentas frente a Europa».

Asimismo, Celdrán criticó que la ausencia de comunidades como Cataluña, precisamente porque el día de antes Pedro Sánchez se había reunido con el presidente de la Generalitat. «No ha asistido porque ha tenido ventaja hablando de financiación. El Gobierno central rompe así la lealtad y el compromiso que debe tenerse en las relaciones multilaterales».

Celdrán también mostró su indignación en la negativa del Estado en autorizar a la Región a acceder al préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) «para solucionar una situación dramática como lo es el Mar Menor». Recordó que les han preconcedido el préstamo por valor de 320 millones de euros, «pero por criterios arbitrarios y políticos no podemos acceder a ellos».