Suben los fondos contra la violencia machista y caen para igualdad e inmigración

El presupuesto para 2020 de la Consejería de Mujer, igualdad, LGTBI y Política Social ha aumentado sus partes para luchar contra la violencia machista.

La vicepresidenta y consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, Isabel Franco, tras su intervención en la Asamblea Regional

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI y Política Social ha presentado sus presupuestos para este 2020, donde se ve un incremento en la protección de la mujer frente a la violencia machista. En cambio, los presupuestos dedicados a la migración y la igualdad han caído. Isabel Franco ha declarado que, de los 371 millones de euros, 298 irán destinados al Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y, el resto, para los demás servicios.

Se produce un incremento del 4,3% (12 millones más), del 3,9% (11 más) y del 5,86%, duplicando los fondos para la prevención de la violencia machista de 2, 8 a 5,9 millones y se incrementa un 67% de los de la Dirección General de la Mujer y la Diversidad de Género, de 4,5 a 7,5. Por su parte, desciende un 13,6% la partida destinada a migración, colectivos desfavorecidos y voluntariado, que pasa de 5,85 a 5 millones; y cae un 9% de la igualdad, de 1,66 a 1,5, y un 2,2% de la Dirección General de Servicios Sociales y Relaciones con el Tercer Sector. 4,7 de cada 10 euros del montante global de la gestión de la Dirección General de Familia y Protección de Menores, que aumenta un 4,7% su presupuesto desde los 32,5 millones de 2019 a los 34 de este año.

La cuarta parte del total presupuestado se dirige a la protección del menor, cuyos fondos aumentan un 6,33% desde los 16,9 a los 17,9 millones. En el apartado de reforma juvenil se apunta un 2,73% más hasta los 11,75 millones. Los casi 300 millones del presupuesto del IMAS se reparten en tres tercios casi parejos: uno para personas con discapacidad, que aumenta un 12% de los 87 a los 98 millones; otro para mayores, que lo hace un 5,7% de 83,8 a 88,6, y un tercero para la Dirección General de Pensiones, Valoración y Programas de Inclusión, que se reduce un 4,7% de 95 a 90, 6 millones.

Toñi Abenza, diputada socialista, ha destacado el “marcado ideológico” de estos presupuestos, con el “Gobierno regional no quiere terminar con la desigualdad”, al no haber partidas para políticas sociales, que “son un paripé” de la consejería, ya que hay lista de espera de más de ocho meses en dependencia. Su compañera de Podemos, María Marín, habló de presupuestos “con un panorama social y económico precario” que puede provocar una “emergencia social” al no tener los derechos básicos ni contar con partes para políticas LGTBI.