Detenida por hacerse pasar por enfermera y activar protocolos contra el coronavirus

Se presentaba en domicilios pertrechada con bata blanca, fonendoscopio, termómetro infrarrojo, guantes y mascarilla

Intrusismo laboral.
Intrusismo laboral.La Razón

La Guardia Civil ha detenido en Cartagena (Murcia) a una mujer que se hacía pasar por enfermera, visitaba casas con uniforme e instrumental médico para detectar la covid-19, a lo que algunas personas accedieron creyéndolo un servicio público, y llegó a pedir al 112 activar el protocolo contra esa enfermedad.

La mujer, de 34 años y vecina de la pedanía de Los Nietos, ya ha sido puesto a disposición judicial como presunta autora de los delitos de intrusismo profesional y desobediencia grave a agente de la autoridad, ha informado este miércoles el instituto armado.

Fue el 112 el que lo alertó de que esa mujer podía estar ejerciendo esa profesión sin titulación después de que sus intromisiones en el Centro de Coordinación de Emergencias autonómico “perjudicaran la detección de posibles casos reales de coronavirus y generaran gran alarma social”.

El 19 de marzo pasado, el 112 tuiteó: “MUCHO OJO. Si vives por la zona de influencia del centro de salud de La Unión y aparece por tu casa alguien que se identifica como enfermera y que quiere ver (sin haberlo solicitado y/o aceptando remuneración) a un familiar enfermo. El hecho ha sido puesto en conocimiento de los cuerpos de seguridad. Se trata de un caso de intrusismo profesional. El 061 no envía NUNCA a nadie bajo esas condiciones”.

Tras sus averiguaciones, la Guardia Civil llegó hasta Los Nietos, entre cuyos vecinos se presentaba en domicilios pertrechada con bata blanca, fonendoscopio, termómetro infrarrojo, guantes y mascarilla para ver si estaban contagiados, a lo que algunos se prestaron al creer que era una iniciativa del Servicio Murciano de Salud.

Fue arrestada en una calle de Los Nietos, donde alegó que intentaba ayudar a sus vecinos, se mostró esquiva e intentó evitar que la identificaran de forma reiterada y airada y desobedeciendo los requerimientos de los guardias civiles