Unos Presupuestos para minimizar la crisis económica provocada por el coronavirus

El presidente López Miras comparece hoy ante los diputados, después de que la Asamblea Regional convalidara el Proyecto de Ley de las Cuentas de 2020

Votación del Proyecto de Ley de Presupuestos en la Asamblea Regional
Votación del Proyecto de Ley de Presupuestos en la Asamblea RegionalAsamblea Regional

Mientras que unos celebraban que la Región de Murcia ya tuviera margen de maniobra con el que poder hacer frente a los retos futuros que llegarán tras la pandemia del coronavirus, otros lamentaban que no se les hubiera tenido más en cuenta a la hora de incluir sus propuestas en el texto final. La sesión parlamentaria que acogió ayer la Asamblea Regional evidenció, por un lado, que los partidos tienen el ánimo de llegar a acuerdos en común, en beneficio de la sociedad. Pero por otro, que cuanto más se tensa la cuerda, más rápido se pierde la confianza. No obstante, prevaleció lo primero.

Con los votos a favor de PP y Ciudadanos, y la abstención de Vox,, el Gobierno regional recibió el respaldo suficiente de la Cámara para poder poner en marcha unas cuentas que tienen presupuestados 110 millones de euros más que en el ejercicio anterior, y que tal y como lo anunciaron hace unas semanas desde la portavocía, se van a reformular algunas de las partidas para adaptarlas a la necesidad actual, a la de paliar los efectos negativos en la economía que dejará el coronavirus en Murcia.

Si bien el portavoz popular, Joaquín Segado, aseguró que 8 de cada 10 euros de los Presupuestos están destinados a mantener la educación, la sanidad y la política social, los sectores más afectados por la crisis sanitaria, incidió en que con los 110 millones más se podrá “multiplicar por siete el número de beneficiados por la Renta Básica de Inserción hasta alcanzar las 35.000 personas”.

En este sentido, ofreció al portavoz del PSOE, Diego Conesa, a que colaborara en la elaboración de la Estrategia de Reactivación que presentó el presidente murciano, Fernando López Miras, así como a constituir una Mesa de Trabajo por el Mar Menor en la que también se siente el Gobierno de España, el regional y los ayuntamientos ribereños. “Hace falta diálogo y consenso”, apostilló Segado.

No obstante, desde el mismo prisma se expresó ayer el propio Conesa, quien aseguró que la importancia de la sesión parlamentaria residía en el “acuerdo”, y lamentó que desde el Gobierno regional no se aceptasen cuatro de sus propuestas sobre Renta Básica, presupuesto para colectivos más vulnerables, ayuda a los autónomos y una línea de avales a pymes.

“Creo que hemos hecho avances importantes, que pueden servir, si hay verdadera voluntad, para alcanzar próximos acuerdos de Región”. De hecho, aseguró que durante la última semana se habían concentrado en diez las medidas “urgentes” y así se habían trasladado al Ejecutivo regional. “La falta de compromiso nos ha empujado a no apoyar los Presupuestos”.

El socio del PP en el Gobierno, Ciudadanos, también ha celebrado la aprobación de las cuentas de 2020. Desde el Grupo Parlamentario se ha hecho hincapié en que las principales áreas que concentran las modificaciones presupuestarias con respecto al texto de febrero son las de Sanidad, Política Social, Empleo y Empresa, precisamente, áreas de la formación naranja.

"Confío en que la oposición también coincidirá en bastantes de estas premisas, pues sobre ellas podemos trabajar y llegar a los consensos que la opinión pública nos reclama, sin encarar esta situación con posturas maximalistas, sino con el espíritu de diálogo y sacrificio que requiere el momento”, dijo el portavoz parlamentario, Juan José Molina.

Asimismo, hizo un llamamiento a la oposición a trabajar “sin condiciones excluyentes en la reforma del presupuesto para que sirva para salir de la crisis”.

Por su parte, desde Vox se ha querido recordar que precisamente ha sido esta formación la que ha facilitado la aprobación de los Presupuestos con su abstención, y que las únicas medidas “diferentes” en la línea de ejercicios anteriores han sido los doce puntos pactados con la formación de Abascal.

"Queremos que la libertad y el amparo jurídico sean para los menores de edad y que sean los padres quienes ejerzan sus derechos en nombre de sus hijos”, ha manifestado en referencia al pin parental. "Estos presupuestos también se preocupan por los menores, extranjeros o no, tutelados por la Administración pública así como porque los sindicatos más pequeños puedan competir con la casta sindical hoy consolidada y calcificada, ya que quienes de verdad sale ganando con todo esto son los trabajadores”.

Por último, Liarte ha señalado que todos “y cada uno de los puntos de nuestro acuerdo reposan sobre valores”, además de que en las próximas semanas “habrá que realizar adaptaciones de los Presupuestos por la crisis sanitaria y elaborar una estrategia de Reactivación económica para cuando se supere”.