Murcia repartirá más de un millón de mascarillas en las farmacias

El presidente murciano, Fernando López Miras, ha criticado la “incertidumbre” que genera el Ejecutivo central al hacer anuncios que luego tiene que rectificar

Primavera en Sevilla durante el estado de alarma
María José López Europa Press

El reparto de mascarillas que se está llevando a cabo en diferentes comunidades autónomas también se pondrá en marcha en la Región de Murcia, especialmente después de que el presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, haya anunciado que se distribuirá medio millón de mascarillas quirúrgicas a los mayores de 65 años a través de las farmacias, con la receta electrónica o la tarjeta sanitaria, y otras 600.000 mascarillas higiénicas reutilizables al conjunto de la población.

Durante el turno de réplica de la sesión parlamentaria en la Asamblea Regional, y tras criticar duramente la “incertidumbre” que ha provocado el Ejecutivo central al hacer anuncios que más tarde ha tenido que rectificar o matizar, ha señalado que desde el pasado 15 de abril su equipo lleva trabajando en el abastecimiento de mascarillas para los sectores más vulnerables, que no se había anunciado hasta ahora para no provocar falsas expectativas.

En primer lugar, las farmacias distribuirán medio millón de mascarillas quirúrgicas a personas mayores de 65 años, un segmento de la población que se ha elegido porque el 90 por ciento de los fallecidos en la Comunidad autónoma por coronavirus eran mayores de 70 años. Estas personas o sus familiares podrán recoger las mascarillas en las farmacias a través de la receta electrónica o de la tarjeta sanitaria.

En paralelo, se ha puesto en marcha la fabricación en una empresa de Yecla de 600.000 mascarillas higiénicas homologadas y testadas, a razón de 80.000 a la semana, para distribuirlas entre el resto de la población no vulnerable ni de riesgo también a través de las farmacias.

Se trata de mascarillas que las personas no vulnerables podrán utilizar en sus salidas para hacer la compra y otras gestiones permitidas “siempre y cuando no puedan garantizar la distancia de seguridad mínima”, ha apuntado.

En ese sentido, ha recordado que el uso de este tipo mascarillas es indicado cuando no se puede garantizar la distancia mínima de seguridad, ya que su efecto es similar al de guardar las distancias.

En esta segunda intervención ante la Cámara, tras los discursos de los portavoces de los cinco grupos parlamentarios, Miras se ha mostrado visiblemente enfadado con las críticas que ha recibido de PSOE y Podemos, a los que ha afeado que no hayan usado su tiempo para aportar o para debatir sobre la gestión sanitaria de la crisis, como era el objetivo de la sesión.

Especialmente duras han sido las críticas al portavoz socialista, Diego Conesa, al que ha asegurado que él mismo podría haber criticado numerosas decisiones del Ejecutivo central, lo que no ha hecho “por respeto” a la situación actual, y porque la lealtad debe demostrarse con hechos y actitudes.

“En mi intervención me he cuidado mucho de no comparar mi gestión con la de ningún otro gobierno, aunque me sobran argumentos para comparar, pero todos debemos creernos lo de la lealtad, practicarlo y demostrarlo. La gestión del Gobierno de España me ha parecido en muchos aspectos pésima, pero me he contenido”, ha advertido.

También ha proferido duras críticas a la portavoz parlamentaria de Podemos, María Marín, de quien ha dicho que su discurso “asusta a cualquier demócrata” y ha lamentado que no mantenga el tono “coherente”, “ágil” y argumentado que demostró en sus primeras intervenciones como parlamentaria. Por último, ha reiterado su llamamiento a encontrar puntos comunes y dejar de lado la ideología política.