UGT denuncia que los trabajadores de los centros de salud mental se incorporan sin hacerse el test

El sindicato exige que se garantice la máxima seguridad para los profesionales y se les dote de equipos de protección individual

Coronavirus.-UGT reclama al Gobierno por carta que haga test en actividades como la limpieza y seguridad privada
JUNTA DE ANDALUCÍA

La Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) Región de Murcia ha denunciado públicamente que profesionales de la Red de Centros de Atención a la Discapacidad y Enfermedad Mental que han estado en cuarentena por contacto con posibles afectados por coronavirus se van a incorporar a su trabajo "sin saber si han sido infectados por el virus".

Por ello, el sindicato exige “que se les realicen los oportunos test y que se les dote de equipos de protección individual (EPIs) suficientes”.

FeSP-UGT señala que la Red de Centros de Atención a la Discapacidad y Enfermedad Mental necesitan de una protección especial, dadas sus características, al poder ser un foco de contagio muy importante en el transcurso de la pandemia provocada por el COVID-19.

Los usuarios de estos centros, recuerda el sindicato, "son especialmente vulnerables, al igual que el personal que les proporcionan la atención rehabilitadora y asistencial y que estos días viven circunstancias muy difíciles a consecuencia de esta crisis sanitaria que puede tener mucha incidencia en contagios y que, desgraciadamente, pueden desembocar en fallecimientos".

En concreto, en la Región, los profesionales que han sido afectados, algunos de ellos haciendo la cuarentena correspondiente en su domicilio por la detección de algún caso dentro del centro, "se van a incorporar a su puesto de trabajo sin saber realmente si están o han sido afectados por el virus".

Al respecto, el responsable de Enseñanza Privada de UGT, Francisco Gómez, explica que en algunos casos se les han realizado test a usuarios que presentaban síntomas "sin saber realmente por parte de los profesionales el resultado de los mismos, por lo tanto, se encuentran en 'tierra de nadie' y completamente desprotegidos, sin olvidar que están trabajando para una población especialmente sensible".

Por ello, dice que "desde UGT denunciamos esta situación y reclamamos que las autoridades sanitarias, en coordinación con las empresas, regulen la obligatoriedad de la realización de los test a las y los profesionales de estos centros, tanto a los que están trabajando como a los que se encuentran en baja laboral por posibles contagios, y también que se dote a todo el personal de los EPIs suficientes, ya que solo de esta manera podremos frenar la propagación del virus".

Finalmente, Gómez insiste en que es imprescindible que se proteja a las trabajadoras y trabajadores de la atención a la discapacidad y enfermedad mental “pues de lo contrario puede suponer un aumento de los contagios”.