Murcia seguirá los tiempos de desescalada marcados por Sanidad pese a cumplir los requisitos de fase 1

El consejero de Salud, Manuel Villegas considera que una fragmentación en áreas de salud sería “complicada”

Comercios de Sevillla preparan su reapertura durante el proceso de desescalada
Julio MuñozEFE

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha considerado que la división en provincias a la hora de acometer la desescalada es la ideal en la Región de Murcia, porque una fragmentación en áreas de salud sería "complicada" y, aunque la Región cumple "en teoría" con todos los requisitos para pasar directamente a la fase 1, ha descartado adelantarse a las instrucciones dadas por el Ministerio de Sanidad.

"Cumplimos con los requisitos en teoría porque todavía no se han definidos los umbrales por parte del Ministerio", según ha hecho saber Villegas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que ha comparecido acompañado por la portavoz del Ejecutivo murciano, Ana Martínez Vidal.

“Pensamos que si hay alguna comunidad que cumpla probablemente los indicadores para la desescalada serían Canarias, Baleares y Murcia”, según Villegas, quien recuerda que los informes epidemiológicos indica que la Región puede aislar los posibles focos de contagio, pero ha garantizado que su intención no es adelantarse “en ningún caso” a las fases establecidas por el Ministerio.

Durante su intervención, Martínez Vidal ha considerado que "hubiera sido deseable la participación de las fuerzas políticas presentes en el Congreso y de los agentes sociales y económicos" en la elaboración del protocolo de vuelta a la nueva normalidad anunciado por el Gobienro central.

En este sentido, ha confirmado que el Gobierno regional tiene varios planes de desescalada listos, pero cree que se debe realizar siempre "garantizando la seguridad y bajo criterios epidemiológicos y sanitarios". Además, cree que "debe ir acompañada de un plan de conciliación laboral y otro de protección de las personas más vulnerables.

Villegas ha remarcado que este plan de transición, 24 horas después de su presentación "probablemente suscite a la población muchos interrogantes, las mismas dudas son las que este Gobierno regional ha trasladado el Ministerio". Y es que ha precisado que queda una parte técnica por especificar, correspondiente a que se fijen los objetivos para avanzar de fase y los anexos orientativos, que "generan dudas".

En el consejo interterritorial que tuvo lugar este miércoles, la Región de Murcia insistió en la necesidad de controlar la movilidad en los desplazamientos, "recurriendo incluso a las Fuerzas Armadas", tal y como ha afirmado Villegas.

De momento, ha corroborado que la Región entraría en la fase cero con medidas suaves de desconfinamiento. Así, ha recordado que "seguimos con casos activos que se registran en toda la Región" y que no se llegan a contener. "El virus sigue circulando, por lo que hay que extremar las precauciones, el riesgo no va a ser cero", ha advertido.

De cara a la relajación de las medidas a partir de este sábado, ha reomendado a la población que mantenga las distancias de seguridad para evitar contagios. "Cuando se va corriendo hay que dejar más distancia de dos metros, porque la exhalación es mayor que cuando se va andando", ha recordado.

Igualmente, ha recomendado a los corredores que, al volver de hacer ejercicio, se laven bien las manos y que la ropa no la introduzca hasta no estar seguros de que no implica un riesgo.

Asimismo, se ha mostrado partidario de establecer franjas horarias para separar la actividad deportiva de los paseos de niños y ancianos. De hecho, ha recordado que fue una propuesta de la mayoría de las comunidades autónomas en el consejo interterritorial.

"Lo bueno sería articular horarios para evitar lo del primer día con los niños, cuando hubo aglomeraciones en algunos sitios y a algunas horas", según Villegas, quien recuerda que el Ministerio se mostró receptivo a esta posibilidad.

CAMBIO DE FASE

Villegas ha señalado que la propuesta de alargar a tres semanas el periodo mínimo para cambiar de fase no responde a un temor a que haya más casos de contagio en la Región que no se hayan diagnosticado por la realización de menos test. Al contrario, ha señalado que "es un tema fundamentalmente de prudencia".

Y es que recuerda que "se necesitan al menos dos semanas como mínimo para ver el efecto que una medida tiene sobre la salud de la población". Así, el Gobierno murciano cree que "hay que ser muy prudentes y que la seguridad prevalezca por encima de todo, porque no se trata de hacer ninguna carrera".

En cuanto a la división del territorio en provincias a la hora de acometer la desescalada, ha señalado que, por las características de la Región, "es muy complicado separar un área básica de salud y aislarla de forma correcta por las características geográficas y por la movilidad de la población, entre otras cosas, y lo que marca la diferencia es la capacidad de aislar una determinada zona en este caso". Por ello, cree que toda la Región debe ir "al mismo ritmo" en la desescalada.

En cuanto al estudio de seroprevalencia iniciado por el Ministerio de Sanidad, Villegas ha apuntado que está previsto que se resuelva en unas seis semanas, por lo que en unos dos meses "tendremos el porcentaje de personas que hayan podido pasar la enfermedad de forma asintomática".

Finalmente, para considerar que la Región ha superado la enfermedad, ha señalado que tienen que haber pasado, como mínimo, dos meses desde que se ha curado el último caso, por lo que “nos queda todavía camino”.