Tres detenidos por venta de droga en Alhama de Murcia

La Guardia Civil desmantela un puesto minorista ubicado en una vivienda

Los agentes de la Guardia Civil durante el registro del domicilio
Los agentes de la Guardia Civil durante el registro del domicilioGuardia CivilGuardia Civil

La Guardia Civil ha desmantelado un puesto de venta de droga al menudeo que se encontraba en una céntrica vivienda del casco urbano de Alhama de Murcia, donde han sido incautadas varias dosis de cocaína y heroína, sustancias de corte, materiales para su distribución, una báscula de precisión y una libreta con anotaciones de las ventas. En la operación se ha detenido a tres experimentados delincuentes como presuntos autores de delito continuado de tráfico de droga.

La actuación se inició el pasado mes de abril, cuando la Benemérita detectó un activo punto de venta de estupefacientes en el centro de la población. A partir de ese momento los agentes, especializados en Prevención de Seguridad Ciudadana, establecieron un dispositivo de vigilancia en la zona que permitió comprobar el constante trasiego de clientes durante las 24 horas del día, principalmente drogodependientes, con un volumen diario de entre 25 y 30 compradores.

Con la investigación en marcha la Guardia Civil constató que el cabecilla de la organización era un experimentado delincuente que había arrendado, desde el pasado mes de febrero, la vivienda donde se producía la venta. Desde esa fecha residía en el inmueble donde, supuestamente, confeccionaba las papelinas de sustancias estupefacientes. Uno de sus secuaces las vendía a través de una ventana que comunicaba con la vía pública.

Los guardias registraron el inmueble, donde se incautaron de varias dosis de cocaína y heroína, útiles para su corte, materiales para su distribución, una báscula de precisión y una libreta manuscrita con detalles de las operaciones de venta.

Los tres hombres detenidos son españoles, de 47 y 49 años y, según los investigadores, habían organizado sus tareas delictivas con el reparto de cometidos para cada uno de sus miembros. El proceso se iniciaba con la adquisición de droga, principalmente cocaína, su corte, para obtener mayor número de dosis y por último la venta al menudeo.

Algunos de los compradores que acudían al lugar fueron propuestos para sanción por tenencia de sustancias estupefacientes y por el incumplimiento de las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno en el vigente estado de alarma.

Los arrestados, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Totana.