Los agricultores tachan de “indignante” que el Ministerio acuse al sector de crear “esclavitud”

La organización agraria Asaja Murcia critica que el Ministerio de Trabajo haya dado orden de investigar posibles casos de explotación en campañas de recolección

Trabajadores en una finca del campo de Murcia
Trabajadores en una finca del campo de MurciaMarcial GuillénEFE

La organización profesional agraria Asaja Murcia ha calificado como “inaceptable e indignante” que el Ministerio de Trabajo haya dado instrucciones a la Inspección para que investigue posibles casos de explotación, amenazas o violencia a los jornaleros en próximas visitas durante las campañas de recolección.

El Secretario General de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, ha señalado que “es totalmente inadmisible la postura del Ministerio de Trabajo, y nos parece una barbaridad, pues los agricultores y el sector agroalimentario de la Región de Murcia se caracterizan por su profesionalidad y su buen hacer, es un sector ejemplar y es ofensivo que se investiguen casos de semi-esclavitud”.

Por ello, han apelado a que el Ministerio “rectifique” ya que han asegurado que el campo español en general, y el murciano en particular, “es muy profesional y esa no es la realidad del sector agrario”.

A juicio de Gálvez Caravaca, es “importantísimo” que se realice una rectificación y que no se juzguen a los agricultores y ganaderos, ya que son quienes están trabajando “intensamente” para que los alimentos lleguen a los hogares de todos los españoles", precisamente en un momento como el actual en el que durante el estado de alarma únicamente estaban abiertos los establecimientos dedicados al abastecimiento de la ciudadanía.

“Los agricultores murcianos son un ejemplo en eficiencia hídrica, innovación, nuevas tecnologías, internacionalización agroalimentaria y en el respeto a la legalidad, y eso es un hecho que todo el mundo sabe”, ha apuntado.