Huermur pide la protección de la necrópolis tardorromana de Zeneta

El hallazgo arqueológico fue realizado el pasado mes de febrero, y desde la Asociación conservacionista se pide su protección como Bien Catalogado

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) ha solicitado a la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad la protección como Bien Catalogado por su Relevancia Cultural de la necrópolis de Zeneta, aparecida el pasado mes de febrero en esta pedanía murciana, y cuyos primeros restos excavados podrían datar de época tardorromana.

La pasada semana, Huermur difundió una serie de fotografías de unos restos óseos que parecían de cuerpos completos, aparecidos hace varios meses en el entorno de la pedanía de Zeneta, y que fueron remitidos a esta asociación por vecinos de la zona. Tras la publicación, se ha puesto en contacto con especialistas, estudiosos, vecinos y otras entidades, recopilando además información sobre el yacimiento, así como recabando información de las administraciones públicas.

Con la información recopilada, así como tras atestiguarse en el día de ayer los informes existentes en el Ayuntamiento y la Comunidad, difundidos por la emisora y la web de Radio Murcia, Huermur va a requerir a la Consejería de Cultura y su departamento de Bienes Culturales, que tome todas las medidas necesarias para la protección efectiva de este yacimiento.

“Vamos a requerir que se inicie un expediente de protección al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia, incluyendo la necrópolis de Zeneta y la zona en torno a ésta como Bien Catalogado por su Relevancia Cultural”. Así lo expone Sergio Pachecho, presidente de la asociación. Igualmente, “se insta a la Administración regional a tomar medidas efectivas de protección, balizamiento y cierre de la zona, para evitar expolios, daños y visitas no autorizadas”, así como búsquedas de nuevos restos sin autorización o mediante métodos no profesionales.

Para Pacheco, “unas simples cintas de ‘prohibido el paso’, que llevan varios meses y ya no cumplen su función, no son lo adecuado para un yacimiento de este tipo, ya que hay que impedir que cualquier persona pueda acceder a la necrópolis y dañar los restos encontrados o los que puedan aparecer en su entorno.

Huermur recuerda también que en el año 2017 "muchos vecinos de Zeneta y Tabala, así como entidades y asociaciones, ya denunciamos el vaciado de los montes de esta zona y su uso como cantera, en un entorno de alto valor patrimonial y con diversos yacimientos y bienes culturales, y ahora se ha comprobado que nuestras denuncias eran consistentes y que la respuesta de las administraciones local y autonómica no estuvo a la altura de lo que debían hacer”.

Para la asociación, si el Ayuntamiento de Murcia y la Consejería de Cultura "hubieran escuchado a los vecinos y a las asociaciones, puede que este yacimiento se hubiera encontrado mucho antes, además de que no se habría perdido la posibilidad de estudiar todos los montes de Zeneta que han desaparecido bajo las palas y las excavadoras de la cantera que se ha estado explotando estos años”.

Por este motivo, la entidad se va a personar en todos los expedientes arqueológicos, administrativos y relacionados con el yacimiento y la extracción de áridos, exigiendo a las Consejerías implicadas que no se realicen nuevos desmontes en la zona, que se recupere la topografía de estos montes, la repoblación de los suelos y una amplia prospección arqueológica para buscar nuevas partes del yacimiento de Torre Bellando, así como en la zona en torno a la necrópolis tardorromana hallada en esta zona de Zeneta, próxima al entorno patrimonial de Tabala, dentro del conjunto patrimonial de la Costera Sur.