Desescalada en Murcia: pasará a la fase 2 el lunes

Se eliminan las franjas horarias a excepción de las personas vulnerables

Tercer día de la fase 1 de desescalada por la pandemia del COVID 19
Varias personas cruzan por un paso de peatones en el que se puede leer "ponte la mascarilla, es importante"Marcial GuillénEFE

La Región de Murcia pasará a la fase 2 de la desescalada a partir del próximo lunes, tal y como ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. De esta forma, la Comunidad podrá abrir las playas al público, así como los centros comerciales y los bares y restaurantes podrán comenzar a atender al público en el interior de los locales.

Cabe recordar que Totana se quedará fuera de esta fase, permaneciendo en la fase 1, debido al registro de un repunte de los casos en las últimas semanas.

A partir del lunes, la Región de Murcia dejará de tener franjas horarias en los paseos, a excepción de las personas más vulnerables.

Entre las medidas que se contemplan también en esta nueva fase se encuentra la apertura de los centros comerciales, pero reduciendo el aforo al 40 por ciento y con las zonas comunes cerradas. De la misma manera, también se priorizará el servicio para los mayores de 65 años.

Cabe recordar que el Gobierno regional hizo la petición de pasar de fase siempre y cuando se pudieran aplicar algunas restricciones, tal y como que Totana continuara en fase 1, permitiendo no obstante la movilidad entre municipios, así como la limitación de las actividades culturales al aire libre a 100 personas, permaneciendo en este aspecto en la Fase 1.

También se solicitó limitar las reuniones sociales, y se propuso que hasta diez personas puedan reunirse, de modo que se permanezca en este punto en la Fase 1 y no se pase a reuniones de 15 personas.

Por último, desde el Gobierno regional también se prevé mantener cerrados por el momento los centros de día hasta ver la evolución de la pandemia.

De la misma manera, los velatorios estarán permitidos al aire libre y con la presencia de 25 personas, y de 15 si son en un lugar cerrado. Por su parte, los lugares de culto como las iglesias podrán ampliar su capacidad pasando del 30 al 50 por ciento del aforo.

Ante este nuevo escenario, desde la Delegación del Gobierno se ha llamado a la responsabilidad y la prudencia para evitar nuevos contagios, “para que nuestra región siga avanzando sin contratiempos hacia la ansiada ‘nueva normalidad’”.