Cartagena dispuesta a denunciar a los responsables de la limpieza de secos y fangos del Mar Menor

El Gobierno regional asegura que la competencia es del Ministerio y acusa a Costas de incumplir con su deber de regenerar y recuperar las aguas

Limpieza playas Mar Menor
Limpieza playas Mar Menor AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA

Cartagena va a pedir responsabilidades a las administraciones que no han retirado los secos y fangos que se acumulan frente a las playas del sur del Mar Menor. La vicealcaldesa, Noelia Arroyo, ha asegurado hoy que el Ayuntamiento irá a los tribunales para garantizar el buen estado de una zona, que llega a la temporada de verano con tramos en los que es imposible el baño.

Las declaraciones de Arroyo han provocado una rápida respuesta de la consejera de Medio Ambiente, Miriam Pérez, quien ha achacado toda responsabilidad al Gobierno central que, según sus manifestaciones, es quien tiene las competencias para regenerar y recuperar las playas, al tiempo que hacía patente su comprensión ante la indignación municipal ante esta situación, “pero se trata de una competencia exclusiva de la Demarcación de Costas del Estado y no es admisible que lleven años ignorando uno de los principales problemas del Mar Menor”.

Los secos son acumulaciones de arena frente a las playas que impiden el movimiento del mar y provocan el estancamiento de agua y el desarrollo de algas que se descomponen con rapidez. Los dos elementos, según Arroyo, debían haber sido retirados durante el invierno para minimizar el impacto sobre el medio y garantizar la limpieza de las aguas.

Arroyo ha asegurado que esos elementos se han mantenido en el agua, agravando la situación de las playas, mientras se mantiene un debate sobre las competencias entre las administraciones regional y nacional que el ayuntamiento pretende terminar con un requerimiento a ambas que podría derivar en una demanda judicial contra la responsable y con un probable recurso al Defensor del Pueblo que también estudian los jurídicos municipales.

“Aunque la Ley de Costas reserva a la administración del Estado las obras de protección y regeneración de playas, el debate sobre las competencias ha servido para justificar la inacción y eso tiene que terminar porque se están generando graves perjuicios a los cartageneros”.

La vicealcaldesa ha insistido en que las situaciones más complicadas se han producido en las playas de Punta Brava, Los Urrutias y Estrella de Mar, por eso el Consistorio señalizará las zonas de playa en las que la presencia de fangos pueda suponer un riesgo para los bañistas y para ello va a exigir a Costas que elabore un informe sobre la seguridad del acceso al agua desde esos arenales.

El Gobierno municipal también ha pedido al regional que incremente los medios para la limpieza y retirada de biomasa en esas playas. En los últimos meses se ha detectado una proliferación de algas que crecen y se descomponen con gran rapidez junto a la orilla y se hace imprescindible aumentar los esfuerzos de limpieza.

El Ministerio no cuenta con los científicos

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente ha querido eludir la responsabilidad de su departamento ante esta situación y ha asegurado que el Ministerio no ha retirado los fangos, lodos y secos que son de su competencia, ni ha llevado a cabo las obras del paseo marítimo, cuyo proyecto está terminado desde 2018, y la recuperación de las playas la han hecho sin seguir las indicaciones de los científicos, lo que ahora ha vuelto a provocar nefastas consecuencias.

Así, ha explicado que “hace unos días presentamos un protocolo de colaboración al Ministerio, para coordinar los trabajos de recuperación del Mar Menor y fomentar la cooperación entre administraciones. Este órgano podría permitir a la Comunidad y Ayuntamientos mostrar al Estado la urgencia de la retirada de secos y fangos y volver a entregarles toda la información recopilada en los últimos años”.

La directora recordó que así lo transmitió el pasado jueves durante la reunión que mantuvo con el Ayuntamiento de Cartagena y junto con las Asociaciones de Vecinos de la zona de El Carmolí, Los Urrutias, Punta Brava, Estrella de Mar y El Algar, y en la que también estuvieron presentes representantes de la comunidad científica como Ángel Pérez Rufaza. Un encuentro de trabajo al que también se invitó a la Demarcación de Costas pero “no asistieron, perdiendo una oportunidad de conocer de primera mano el malestar de los vecinos de la zona”.

Asimismo, Pérez ha indicado que en el año 2018 la Comunidad asumió los trabajos de ‘Ensayos de aspiración experimentales de sedimentos y arenas para la recuperación de los fondos marinos someros’, con la finalidad de ensayar mediante la draga Watermaster la aspiración de sedimentos arrastrados por las riadas, la aspiración de arenas depositados en secos y de fangos”. Todo ello para poner a disposición del Estado los resultados y que pudiera iniciar los trabajos.