Murcia no reducirá los precios universitarios por ser más bajos que en 2012

El Ministerio de Universidades propone a los gobiernos autonómicos fijar en un máximo de 18,46 euros el precio medio del crédito

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas para poner un límite máximo a los precios universitarios en el próximo curso no afectará a la Región de Murcia ni a otras seis comunidades ya que actualmente los precios establecidos para la primera matrícula son más bajos que en los registrados en el curso 2011-2012.

De esta forma, Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia y la Región de Murcia no se verán afectadas por la decisión de la Conferencia General de Política Universitaria, presidida por el ministro Manuel Castells, en la que se ha propuesto a los gobiernos autonómicos fijar en un máximo de 18,46 euros el precio del crédito de primera matrícula en toda España, un 15 por ciento más del precio medio de crédito universitario que existía en 2012.

Así, Aragón, Baleares, Castilla y León, la Comunitat Valenciana, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja experimentarán “un ajuste relativamente moderado”, mientras que para Cataluña y Madrid el ajuste tendría que ser “más acusado”.

La rebaja de precios no afectaría a los másteres ni a los doctorados, y exclusivamente a la primera matrícula de grado, sin incluir las segundas y sucesivas matrículas. Aunque la intención del Ministerio es aplicar esas bajadas en próximos cursos, no se ha especificado a las comunidades cómo se financiarían dichas reducciones.

Lo acordado este miércoles rebaja el objetivo que planteaba el ministro Castells hace solo unas semanas, que era devolver los precios de las primeras matrículas universitarias a los niveles de 2011-2012. Con ese objetivo, el Consejo de Ministros eliminó el pasado 5 de mayo del “sistema de horquillas” para precios públicos de matriculación en las enseñanzas universitarias que introdujo en 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy.

Dicho sistema provocó un incremento medio del 17 por ciento del precio del crédito universitario, según el Gobierno central, “con mucha disparidad entre comunidades autónomas”.

Con la derogación del sistema, el ministro pretende consensuar con todas las regiones “un precio máximo de la primera matrícula” de cara al próximo curso, y el pasado 7 de mayo pidió a los gobiernos que calculasen el impacto económico que supondría volver a dichos precios.

Comunidades como la Valenciana ya han anunciado que será complicado realizar ese ajuste, precisamente, por ser la autonomía más infrafinanciada.

“El Ministerio nos ha valorado”

Tras conocer la decisión, el consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, ha celebrado que no se haya incluido a la Región en dicha reducción, “porque entiende que nuestras tasas ya son lo suficientemente ajustadas”.

Así, ha explicado que tras la eliminación del sistema de horquillas, la Región estableció un precio medio de 15,51 euros por crédito en el curso 2019/2020.

“El Gobierno central ha valorado que ya somos una de las comunidades con los precios más reducidos de España, y que acumulamos varios años con esas tasas congeladas, lo que teniendo en cuenta que en este periodo se ha aumentado un 25 por ciento la financiación sin subir las tasas, supone un esfuerzo cifrado en 40 millones de euros para esta Consejería. En cualquier caso, siempre estaremos abiertos a una bajada de los precios si contamos con una compensación justa por parte del Ministerio”.