Los hosteleros de Murcia entregan al alcalde las llaves de sus negocios: “Es inviable”

Hostemur reprocha a Ballesta la falta de ayudas en la ampliación de las terrazas. “La hostelería está en la UCI”

Hostemur reprocha a Ballesta la falta de ayudas en la ampliación de las terrazas. “La hostelería está en la UCI”
Hostemur reprocha a Ballesta la falta de ayudas en la ampliación de las terrazas. “La hostelería está en la UCI”HostemurLa Razón

Indignación en el sector hostelero de Murcia. La Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Región de Murcia (Hostemur) ha escenificado este viernes su enfado y malestar por las restricciones del Ayuntamiento de la capital a la ampliación de las terrazas. Así, ante el alcalde José Ballesta, los hosteleros han hecho entrega de la llave de sus negocios por la “inviabilidad” de mantenerlos abiertos si continúa esta situación. “El abandono nos ha llevado a la UCI”.

“El objetivo es denunciar el abandono al que nos somete el Ayuntamiento en esta fase de desescalada tras la crisis sanitaria del coronavirus”. Así lo ha dicho el presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, lamentando que el alcalde ni siquiera ha accedido a reunirse con ellos.

Además, ha apuntado que el Consistorio está haciendo “la interpretación más restrictiva” de toda España para llevar a cabo las ampliaciones de las terrazas, y la “ausencia de ayuda, tiene ante sí un futuro oscuro”. “En toda la Región, los ayuntamientos se están volcando con sus hosteleros. Cartagena, Archena o Fortuna han tomado grandes medidas de apoyo a la hostelería, pero aquí se mira hacia otro lado”.

En este sentido, unos 3.000 establecimientos se ven abocados a tener problemas económicos que pueden desembocar en su cierre. “No es cuestión de colores, es cuestión de voluntad política. El Ayuntamiento como institución es el que debe dar una solución a sus vecinos”.

Además, han recordado que han mantenido varias reuniones con representantes municipales –“no con el alcalde, al que llevamos esperando más de un año”-, pero las soluciones no llegan. “Necesitamos ayuda porque estamos al borde del colapso. Los negocios son inviables con las medidas actuales y necesitamos que nuestro Ayuntamiento, el que este año defendía la capitalidad gastronómica apoyada en nuestros hombros, se moje”, reivindican los hosteleros.