Prueba PCR y cuarentena obligatoria para ser admitidos en las residencias

Los nuevos ingresos residenciales deberán guardar 14 días en aislamiento y dar negativo en la prueba del coronavirus

Coronavirus pandemia
Residencia Cáser en Santo Ángel, en Murcia FOTO: Marcial Guillén EFE

Los ancianos de nuevo ingreso en residencias de la comunidad murciana habrán de someterse a una prueba PCR para descartar que tengan la Covid-19 y a 14 días de aislamiento en el centro, según ha establecido el Instituto Murciano de Acción Social.

Otro protocolo hecho público este miércoles establece entre los requisitos para la vuelta a la residencia de internos que hayan ido al centro de salud o al hospital con síntomas de enfermedad respiratoria que vayan siempre acompañados por personal del centro y si el usuario rompe el protocolo de seguridad, que guarde a su regreso 14 días de aislamiento y se haga otra PCR a su término.

Si en el hospital ha accedido por urgencias por circuito de enfermos respiratorios donde pueden haber pacientes con sospecha de Covid-19 o ha sido ingresado en planta con esa sintomatología, deberá regresar con PCR negativa junto al alta y guardar también 14 días de aislamiento de la residencia.

Si la atención urgente o el ingreso hospitalario se ha producido por zonas sin enfermos respiratorios, siempre que haya una situación de baja incidencia en la población en general (menos de 20 casos por cada 100.000 habitantes) en las últimas dos semanas, habrá de permanecer en aislamiento en la residencia 7 días y hacerse de nuevo una PCR al finalizar esa semana.

Si da negativo, “podrá incorporarse a actividades habituales de la residencia con vigilancia especial por parte del personal durante 14 días en los que habrá de llevar mascarilla, evitar contactos estrechos y mantenerse en una habitación individual”.

Algunas otras medidas establecidas en el protocolo de nuevas admisiones ordenan que la familia lleve al menos 72 horas antes del ingreso la ropa y enseres del usuario para que puedan ser desinfectados antes de su ingreso, y que su temperatura corporal al entrar no debe ser superior a 37,1 grados centígrados