Los fondos estatales de Educación enfrentan a PP y PSOE por «deslealtad»

Los socialistas anuncian el reparto de 73 millones de euros y el PP lamenta que la información no haya sido remitida de manera oficial

El reparto de los 2.000 millones de los fondos Covid-19 para educación que anunció el Gobierno central para las comunidades autónomas ha puesto a PP y PSOE en el centro de la polémica. Poco después de que el propio presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, asegurara no conocer qué cantidad se destinaría a la Región, los socialistas murcianos anunciaron que Murcia sería beneficiaria de 73 millones de euros.

Una información que fue calificada por el propio López Miras como «desleal» y de «sectarismo» por parte del Gobierno central al no haber trasladado dicha información de manera oficial.

De hecho, el diputado regional del PP, Víctor Martínez-Carrasco, aseguró que se trataba de una «falta de respeto institucional» dicho «trasvase» de información entre dirigentes socialistas que deja a un lado el trabajo del Gobierno regional.

Precisamente, en el momento en el que el PSOE murciano anunció el reparto, también comunicó que los alcaldes murcianos reclaman que esos fondos se destinen a la contratación y refuerzo del profesorado ante el inicio del curso escolar, «para que así se puedan reducir las ratios, y destinarse a la limpieza y desinfección de los centros educativos», según fuentes socialistas.

No obstante, estas declaraciones fueron tachadas de «intolerables» por parte de las filas «populares», ya que, según afirmaron, «la Consejería de Educación está volcada en preparar con las máximas garantías de seguridad e higiene sanitaria la vuelta a los centros escolares».

Una situación que deja todavía más incertidumbre sobre cómo será el regreso a las clases el próximo mes de septiembre, y sobre la que todavía no se conocen los detalles de cuándo se recibirá dicha cuantía ni qué inversiones podrá poner en marcha la Comunidad.