Los alcaldes socialistas ofrecen a Educación sus instalaciones para desdoblar grupos

Rechazan el plan de inicio de curso que regula turnos para reducir ratios

Los Ayuntamientos del PSOE ceden a Educación sus instalaciones y pide que se contrate a más profesores
Los Ayuntamientos del PSOE ceden a Educación sus instalaciones y pide que se contrate a más profesores©Gonzalo Pérez MataLa Razón.

«Ante las excusas puestas por la consejera de Educación, Esperanza Moreno, para no contratar más profesores por no contar con espacios suficientes para ubicarlos», las alcaldesas y alcaldes socialistas de la Región han dado un paso al frente y ponen a disposición de la Consejería de Educación locales municipales disponibles para que los habilite como aulas y así poder desdoblar las clases y garantizar la seguridad higiénico sanitaria al rebajar las ratios de manera real y efectiva.

La alcaldesa de Alhama, Mariola Guevara, que actúa de portavoz de todos los primeros ediles, incide en que para los socialistas la educación siempre ha sido un pilar fundamental. «Nunca hemos ahorrado en esfuerzos para garantizar una educación igualitaria y de calidad para todas las personas, como ya venimos haciendo asumiendo muchas competencias impropias, y en esta ocasión no iba a ser menos».

Reducir ratios

Con las instalaciones municipales, aseguran que la Consejería tendrá todos los recursos necesarios para poder desdoblar aulas, reducir ratios y así contratar, al menos, a los 1.500 maestros y profesores que necesita la Región para garantizar la seguridad en este comienzo de curso.

En su opinión, la reducción de ratios artificial y «low cost» que pretende hacer la Consejería es del todo irresponsable, «no soluciona nada y crea muchos problemas a las familias».

En este sentido el diputado socialista Antonio José Espín indicó que «la conciliación no puede ser nunca sustitutiva de la Educación, sino complementaria, algo que la Consejería parece haber pasado por alto. No es de recibo que esta cargue al alumnado y a las familias su incompetencia y falta de planificación».

Remarca también que con el «invento» de los cuatro días lectivos a la semana, echa por tierra la estrategia de las «aulas burbuja».