Detenidas dos empleadas de un club de alterne en Archena por traficar con droga

Fueron sorprendidas con una docena de dosis de cocaína y 500 euros en efectivo

La Guardia Civil de la Región de Murcia y la Policía Local de Archena, en el marco del ‘Plan operativo de respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas en zonas y lugares de ocio’, han desarrollado en Archena la operación ‘Tiburón’, que se ha saldado con la detención in fraganti de dos personas por, presuntamente, traficar con drogas a través de un establecimiento público.

Efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita abrieron la operación tras obtener indicios sobre la comisión, al parecer de forma habitual, de unas supuestas actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de drogas a través de un establecimiento público de Archena.

En colaboración con la Policía Local de Archena, la Guardia Civil desarrolló un amplio dispositivo policial, con canes detectores de drogas incluidos, en el que de forma conjunta y coordinada llevaron a cabo una inspección en un club de alterne de la localidad.

En el instante en el que se inició la inspección en el club, una empleada alertó a clientes y trabajadoras de la presencia de los agentes y una de estas trató de esconder un objeto en unas cajas ubicadas en un lateral del local.

Fruto de la minuciosa inspección efectuada en el inmueble, los agentes hallaron un monedero de color negro el cual contenía en su interior una docena de envoltorios de color blanco, que contenían en su interior supuesta cocaína, y 500 euros en billetes y monedas de diverso valor.

La inspección culminó con la detención de dos mujeres, empleadas del local comercial, como presuntas autoras de delito contra la salud pública, por tráfico de drogas, así como con la incautación de las sustancias estupefacientes y del dinero hallada en el interior del club.

Las detenidas –de origen camerunés y rumano, de 27 y 29 años de edad y residentes en Archena–, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Molina de Segura (Murcia).