Educación ensaya la vuelta a las aulas con la «repesca» de septiembre

Distancia social, mascarilla y gel hidroalcohólico en una jornada sin incidentes en los institutos murcianos, que ponen a punto la limpieza y desinfección de los centros educativos

Si hay algo que está levantando la polémica durante las últimas semanas es cómo será la gestión ante el inminente inicio de curso escolar. Después de que el lunes se anunciara que las clases darán comienzo a partir del 14 de septiembre, ayer los estudiantes con asignaturas pendientes de todos los institutos murcianos sirvieron de ejemplo para comprobar la dinámica y el protocolo a seguir en una «repesca» poco habitual. Distancia social, mascarillas y lavado de manos con gel hidroalcohólico fueron los máximos exponentes de una jornada cargada de nervios. «No se ha notificado incidencia alguna, y el proceso ha sido el mismo que con los exámenes presenciales del mes de junio», informaron a LA RAZÓN fuentes de la Consejería de Educación.

Una «normalidad», dentro de la excepcionalidad que ha provocado la Covid-19, que obliga a toda la comunidad educativa a iniciar una cuenta atrás para preparar todas las instalaciones, al profesorado y a los padres ante el inminente inicio de curso.

Por ello, el director general de Evaluación Educativa y Formación Profesional, Sergio López, junto a la directora general de Centros Eductivos e Infraestructuras, Verónica López, acudieron ayer al IES La Flotas de Murcia para comprobar cómo se estaban desarrollando los exámenes de recuperación.

«Todos los centros se han limpiado y desinfectado, y se han implantado señalizaciones con las medidas higiénico-sanitarias pertinentes».

Pero la educación Primaria y Secundaria no son las únicas que ultiman las preparaciones para afrontar un nuevo curso escolar. La Universidad de Murcia (UMU), hizo público ayer que cerca de 850 estudiantes afrontarán del 9 al 11 de este mes las pruebas de Evaluación del Bachillerato para Acceder a la Universidad (EBAU) en una sedes «en las que se aplicarán todas las medidas ya desplegadas anteriormente en julio con motivo de la Covi-19».

Así, se preparará el aulario para garantizar la distancia social de 1,5 y 2 metros entre estudiantes, será obligatorio el uso de la mascarilla en todos los recintos y se reforzará la limpieza de los edificios.

Certificados para no ir a clase

Por otra parte, el Colegio Oficial de Médicos de la Región de Murcia anunció ayer estar recibiendo gran cantidad de consultas con vistas a obtener informes o certificados médicos para dispensar la asistencia a clase presencial.

«Los facultativos de Atención Primaria no están obligados a emitir este tipo de informes», detallaron fuentes del organismo.

Una queja derivada principalmente por los pediatras, quienes también recordaron que según la Orden de la Comunidad Autónoma, los alumnos con «riesgo vital» ante el virus podrán reducir el número de días de asistencia a clase, siempre con justificación médica.