La Consejería de Salud de Murcia advierte del posible colapso del sistema sanitario en dos semanas

“No podemos poner un policía detrás de cada uno de nosotros”, señala el consejero

La Región ha sumado un nuevo fallecido, un anciano de 74 años con patologías previas que estaba ingresado en el Hospital Rafael Méndez de Lorca y que procedía de la residencia CASER de esta localidad, según ha informado el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien ha advertido que la capacidad hospitalaria de la Comunidad podría colapsar dentro de dos semanas si la evolución de la enfermedad continúa como hasta ahora.

Ha precisado que la ocupación de las UCI se sitúa actualmente en el 50% en la Región, con 50 camas ocupadas exclusivamente por pacientes con covid. “Sabemos que, desgraciadamente, hay un porcentaje de pacientes que acaban en intensivos”, según Villegas, quien señala que, con esta evolución, ingresarían entre 25 y 30 personas diariamente al hospital, de las que 3 o 4 acabarán en la UCI.

“Esto quiere decir que, en dos semanas, tengamos probablemente nuestras camas de UCI ocupadas por pacientes con covid”, según Villegas, quien recuerda que la Región tiene capacidad para duplicar o triplicar la capacidad de intensivos, pero ya estaríamos ocupando zonas de reanimación o deteniendo gente que tiene que ser intervenida de otras patologías”.

El personal sanitario advierte que, “si no hacemos algo, la situación a mediados o finales de octubre, la situación puede ser muy delicada”, según Villegas, quien lamenta que el personal sanitario detecta “cierta relajación”, con personas que debían estar en cuarentena y no la están respetando. “Tenemos que ser conscientes de que quitarnos la mascarilla en cualquier momento supone cierto riesgo”, ha remarcado.

“El otro día, en un centro de salud, los médicos nos decían que solo un 10% de la gente a la que estaban llamando estaban guardando la cuarentena de forma adecuada, y que la mayoría se cansaban por el motivo que fuera”, ha advertido. “Esto no es posible, porque estas personas están poniendo en riesgo al resto de la sociedad”, ha aseverado.

Ha arremetido igualmente contra hechos como el ocurrido este domingo en un asador de Lorca, donde más de 100 personas celebraban una fiesta con karaoke, servicio de barras sin protecciones en grupos que superaban el grupo máximo de comensales.

“De seguir este sendero, la situación hospitalaria se complicará sobremanera en dos semanas, y debemos asimilar que estamos en una situación de emergencia”, según el consejero, quien advierte que, si no se asume esto, “no servirán de nada las medidas que podamos implementar; no se puede poner un policía detrás de cada uno de nosotros”.

El consejero ha manifestado que, hasta ahora, se han impuesto más de 5.300 denuncias por incumplimiento de la normativa vigente a tramitar desde Salud Pública, 1.174 de las cuales se han impuesto en lo que va de septiembre. La mayor parte de estas denuncias se deben al incumplimiento en el uso de la mascarilla; seguido del incumplimiento en la prohibición del botellón; por el horario de cierre de los bares; y por no guardar el confinamiento prescrito por la autoridad sanitaria.

“A este ritmo, en España se colapsarán sin duda los diferentes sistemas sanitarios, como sucedió ya en la primera oleada”, según Villegas. De momento, ha afirmado que no se barajan nuevas medidas restrictivas, y el grupo de seguimiento del covid va a esperar una semana para tomar nuevas prohibiciones, “sobre todo, en el área de movilidad, que es lo que habría que hacer a continuación”.

Villegas ha explicado que hay 10.969 afectados desde el inicio de la pandemia. El número de casos activos a las 00.00 horas del pasado domingo era de 4.913 personas; 265 de las cuales están ingresadas en el hospital, 50 de ellas en la UCI. Con el nuevo fallecido registrado, la cifra total asciende a 164.

Por otra parte, hay nueve centros sociosanitarios públicos y privados con casos positivos, incluyendo residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y de menores. En concreto, hay 76 residentes con COVID-19 confirmados, 17 trabajadores y cinco religiosas.

Ha recordado que el SMS se comprometió a hacer la PCR a todos los trabajadores que vayan a tener un contacto directo con los residentes, y ya se han realizado. No obstante, ha enfatizado que “lo más importante son las medidas de prevención, porque no sirve de nada hacer PCR si esos trabajadores no cumplen con las recomendaciones, tanto en el trabajo como en casa”.

Nuevos rastreadores

En cuanto a los rastreadores, el consejero ha avanzado que la Unidad Militar de Emergencias (UME) va a hacer formación de formadores. Este mismo lunes hay diez personas formándose en los programas y encuestas de seguimiento de la Consejería de Salud.

El miércoles o jueves, un total de 30 personas se incorporarán al rastreo en la Región, aunque estarán ubicados físicamente en Valencia; y otros 30 se incorporarán a lo largo de la semana que viene. A final de mes, este personal de la UME pasará el testigo a personal de la Armada y del Ejército del Aire, que están en la Región y “probablemente se quedarán con nosotros el tiempo que haga falta”.

Inicio del curso presencial, por zonas

Respecto a la posibilidad de retrasar el inicio del curso presencial en las zonas con especial incidencia de la enfermedad, Villegas ha señalado que hay reuniones todas las semanas y están en contacto estrecho las consejerías de Educación y Salud. “Se irán tomando medidas en función de lo que pase en las distintas zonas, de acuerdo con los técnicos de ambas consejerías”, ha señalado.

Las indicaciones para el inicio del curso pueden cambiar en función de la zona. Y es que ha advertido que la situación en algunos lugares es “preocupante”, como en el Altiplano, donde se inicia la vendimia cuyo efecto “se desconoce”. En localidades como Jumilla hay un grupo técnico reunido con el Ayuntamiento y las empresas del sector vitivinícola, que “deben extremar todas las precauciones”.

Prórroga de las restricciones

Villegas ha señalado que hay un 40% de asintomáticos, por lo que el riesgo “está más cerca de lo que parece”. Así, ha animado a la población a restringir su actividad social, evitando reuniones con familiares y amigos en las que no sea posible mantener las medidas de prevención; así como reforzar las medidas de prevención en el transporte laboral y en el transporte público. A los mayores de 65 años, les ha pedido que “solo salgan por motivos de necesidad y urgencia”.

“Hemos de extremar la precaución vista la evolución, sobre todo en los municipios del Valle del Guadalentín, en el Altiplano (Yecla y Jumilla) y en Murcia capital”, según Villegas.

En lo que respecta a la actividad en los quirófanos, ha señalado que se tendrán que adaptar a la situación, llevando a cabo las intervenciones urgentes y que no se pueden demorar.

Por otra parte, ha anunciado que se va a prorrogar la restricción de reuniones de más de seis personas así como el resto de medidas “mientras sigamos en la curva ascendente de la pandemia”.

En cuanto a la aplicación ‘Radar COVID’, Villegas ha afirmado que hace unos días ya se habían detectado cinco usuarios positivos a los que se les ha dado un código con el que han avisado de forma anónima a sus contactos.