Los alumnos de las escuelas infantiles de Murcia inician el curso con “absoluta normalidad”

El Plan de Contingencia incluye el uso del comedor por turnos o la utilización individual de las hamaquitas para la siesta

Un total de 519 alumnos de entre 0 y 3 años de las siete escuelas infantiles del municipio de Murcia han iniciado este lunes el curso, que finalizará el 30 de julio de 2020, con “absoluta normalidad”, informaron fuentes del Ayuntamiento en un comunicado.

La concejala de Educación y Escuelas Infantiles, Belén López, ha visitado la escuela infantil El Lugarico, en El Palmar, con motivo del inicio del nuevo año, que en esta ocasión viene marcado por el seguimiento del Plan de Contingencia, diseñado por el Ayuntamiento, a través del Servicio de Escuelas Infantiles y en colaboración con Prevención de Riesgos Laborales y Salud.

“Nuestros niños y niñas vuelven hoy a las aulas tras el estado de alarma y el periodo vacacional y lo hacen con total normalidad, siguiendo todas las medidas de seguridad que este servicio ha estado trabajando desde el pasado mes de julio”, ha explicado López.

Los alumnos han accedido a los centros por la entrada del patio con el fin de controlar los flujos de entrada y salida, un procedimiento se realizará cada mañana de manera escalonada con la ayuda de personal para evitar aglomeraciones.

Asimismo, un trabajador del centro se ha encargado de tomar la temperatura a cada uno de los usuarios, una medida que se llevará a cabo antes de cada jornada. En el caso de que un niño presente más de 37,2º, será dirigido a la zona reservada para los posibles casos.

La edil también ha visitado la zona de comedor que ha comenzado a funcionar por turnos, como así se seguirá realizando a lo largo de todo el curso, incluso para el personal del centro.

También las siestas se han organizado por grupos, permitiendo así la separación de los pequeños. Para ello, las hamaquitas se han puesto en sentido contrario y su uso será personal, así como las mantas y sábanas.

“Otra de los puntos que hemos tenido en cuenta dentro de las medidas frente al covid-19 es la limitación de los juegos y materiales, que son exclusivos de cada aula. Para ello, un responsable se encarga de que estos objetos no sean manipulados por varias personas”, ha explicado López, quien ha añadido que además, para evitar cualquier tipo de contacto, “los alumnos no pueden traer juguetes de casa”.

El Ayuntamiento cuenta con siete escuelas infantiles, la de San Roque (El Palmar); Beniaján; La Ermita (La Alberca); La Paz (Murcia); El Lugarico (El Palmar); Nuestra Señora de la Fuensanta (Santiago el Mayor) y Nuestra Señora de los Ángeles (Sangonera la Verde).

Novedades

Entre las novedades de este curso, destaca la ampliación del calendario hasta el 30 de julio. En palabras de Belén López, “con ello damos respuesta a la petición mayoritaria de todas las familias que necesitan este servicio hasta final de mes y contribuyendo así a la conciliación de padres y madres durante el periodo estival”.

Asimismo, se ha ampliado la plantilla con la incorporación de ocho nuevos operarios, una persona por centro, que desempeñarán las funciones de apoyo necesarias. Beniaján recibirá dos: uno para el local de la calle Escuelas y el otro para las aulas ubicadas en la E.I. Los Granaos.

En cuanto al descanso vacacional, el de Navidad se extenderá desde el 24 de diciembre de 2020 hasta el 6 de enero de 2021, ambos inclusive; y el de Semana Santa y Fiestas de Primavera será desde el 29 de marzo al 9 de abril de 2021, ambos inclusivos. Por otro lado, el 27 de noviembre será festivo, es decir, día no lectivo, con motivo del santo patrón San José de Calasanz.

Por otra parte, también las escuelas infantiles municipales de Cartagena han iniciado el curso escolar este lunes sin incidentes.

Tal y como establece el plan de contingencia contra el covid-19 elaborado por la Concejalía de Educación, se ha intensificado la desinfección y limpieza de cada uno de los centros y tomado la temperatura tanto de docentes como de los pequeños antes de entrar.

Los alumnos de 0 a 3 años se están incorporando al curso de manera gradual, según el periodo de adaptación establecido en cada centro, y además, tanto la entrada como la salida se ha hecho de forma escalonada.

“Estamos siguiendo todas las medidas sanitarias necesarias y que están reflejadas en nuestro plan de contingencia. Se les ha tomado la temperatura, se ha hecho especial hincapié en el lavado de manos por lo que cada aula cuenta con un lavabo para poder realizar esta tarea”, ha indicado la concejala del ramo, Irene Ruiz.

Cada uno de los centros se dividirá en lo que se ha llamado grupos de convivencia estable, para que niños y docentes se relacionen exclusivamente con los miembros de su grupo.

“Es importante destacar que se trata de grupos de convivencia estable o grupos burbuja, que se han mantenido a lo largo de toda la mañana, incluso en la salida al patio, para evitar la coincidencia de alumnos de diferentes grupos en el mismo espacio”, ha comentado Ruiz.

Cabe recordar que todas las docentes -en concreto, once directoras, 61 tutoras y otros seis contratados- de las escuelas infantiles municipales han dado negativo en las pruebas PCR que les fueron realizadas la pasada semana.

Además, los 33 docentes de apoyo que el Ayuntamiento ha contratado para este curso se están sometiendo a estas pruebas y se incorporarán conforme vayan obteniendo resultados negativos.

Los centros se han equipado con mascarillas, guantes, gel hidroalcohólico, alfombrillas desinfectantes para las suelas de los zapatos, así como papeleras con pedal y tapa en cada aula y se ha señalizado el circuito de entrada y salida en cada centro.