Disuelven un macrobotellón con 200 personas sin mascarilla en Murcia

La Policía Local disolvió la reunión y esperó hasta que la vía quedó desalojada en el barrio de Espíritu Santo

Las irresponsabilidades siguen estando presente en la Región de Murcia, incluso en tiempos de pandemia. Durante la pasada noche, cinco patrullas de la Policía Local de Murcia disolvieron una fiesta en la vía pública con más de 200 personas reunidas. Un macrobotellón en el barrio de Espíritu Santo, situada en la pedanía de Espinardo, se aglomeraron incumpliendo así todas las medidas de prevención impuestas por el gobierno regional.

Dos centenares de personas que no guardaban la distancia de seguridad ni hacían un uso correcto de la mascarilla, en una concentración no permitida obligó a los agentes a informar a los ciudadanos de que dicho acto estaba totalmente prohibido, por lo que se procedió a su disolución.

Según detalla el Ayuntamiento de Murcia, los agentes permanecieron en la zona durante 30 minutos, hasta que comprobaron que la vía quedó totalmente desalojada, la música interrumpida, y los restos del botellón habían sido recogidos.

Previamente Policía Local solicitó la colaboración de la Policía Nacional que denegaron la asistencia al no disponer de unidades.