Nuevo golpe a las mafias de tráfico de personas con cinco detenciones en Murcia

Se trata de pateristas que trasladan a personas procedentes de las costas argelinas a la Región de Murcia

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la lucha contra el tráfico de personas, han llevado a cabo dos intervenciones que se han saldado con un total de cinco detenidos. Las dos nuevas intervenciones han tenido lugar los pasados días 23 y 24 de septiembre respectivamente.

La Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de Murcia no cesa en su lucha contra la inmigración clandestina de ciudadanos extranjeros, que con la esperanza de mejorar sus medios de vida, caen en las manos de estas mafias que les facilitan el peligroso viaje desde su país de origen hasta las costas de España, siempre a cambio de una cuantiosa cantidad económica.

Los tres detenidos, de la primera de las intervenciones, todos varones, de nacionalidad argelina, y de 31, 34 y 39 años de edad respectivamente. Son al parecer, la tripulación mínima para poder navegar con una embarcación de gran tamaño.

Los investigadores han conseguido descubrir que estas tres personas hicieron las labores, uno de mecánico y los otros dos de marineros en el pesquero en el que viajaron 79 personas desde Argelia hasta las costas de la Región de Murcia.

En la segunda de las actuaciones la Policía Nacional ha vuelto a conseguir detectar quienes manejaban la embarcación.

Es habitual que los integrantes de las organizaciones criminales traten de mezclarse entre el resto de viajeros para evitar la acción policial. Sin embargo los expertos investigadores de la Policía Nacional, han vuelto a conseguir identificar a la persona que manejaba la embarcación, conocido en argot policial como “paterista”, y a otra persona que hacia labores de ayudante del paterista.

Finalmente la Jefatura Superior de Policía de la Región de Nacional, suma con estas dos intervenciones cinco nuevos detenidos, todos ellos varones argelinos, de edades comprendidas entre los 24 y 39 años de edad como integrantes de una organización criminal dedicada al Tráfico de Seres Humanos en embarcaciones desde Argelia hasta las costas de la Región de Murcia.