Cs quiere “atajar” el problema de la okupación ilegal en la Región de Murcia con un Plan autonómico

La formación naranja lamenta que PSOE y Podemos “vuelvan a dar la espalda” al problema tumbando una proposición no de ley para atajarlo

Ciudadanos ha registrado en la Asamblea Regional de Murcia una moción con el fin de solucionar el problema de la ocupación. Según ha indicado el portavoz de Ciudadanos en el parlamento autonómico, Juan José Molina, “la ‘okupación’ es un acto ilegal y debe de ser atajada por los poderes públicos”.

En este sentido se busca solucionar una situación que genera una “sensación de inseguridad a los propietarios que han pagado su vivienda con esfuerzo y se ven en la calle desamparados por la ley”. Según las últimas cifras, la ocupación ilegal de inmuebles aumentó en la Región de Murcia cerca de un 20% durante 2020 alcanzando los 176 casos, frente a los 147 del año 2019.

La formación liberal apuesta por elaborar un Plan Autonómico con el fin de asegurar la devolución de los inmuebles ocupados ilegalmente a sus legítimos propietarios quienes se enfrentan a la “carrera de obstáculos de la justicia cuando se encuentran con esta situación”, asegura Juan José Molina.

Entre los aspectos a potenciar, según Ciudadanos, se encuentra la coordinación y la cooperación institucional, así como la elaboración de un protocolo común de actuación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para que en viviendas okupadas de manera ilegal y con indicios delictivos, estos cuerpos estén legitimados a su entrada.

Molina insta al Gobierno de Sánchez a no mirar a otro lado y que promueva “todas las reformas legales que sean necesarias”, como agilizar los juicios relacionados con los desalojos, previendo la restitución inmediata de la vivienda a los legítimos propietarios cuando el inquilino denunciado no pueda acreditar la ocupación legal del inmueble.

La propuesta también contempla endurecer las sanciones penales de los delitos que versen sobre ocupaciones ilegales de inmuebles que se lleven a cabo con violencia o fuerzas en las cosas, que sean auspiciadas por mafias, con ánimo de lucro o como medio para cometer otros delitos, como la trata con fines de explotación sexual o el tráfico de drogas. El pasado mes de julio Cs presentó una ley para combatir la inseguridad en los barrios afectados por la ocupación ilegal de viviendas.

El parlamentario recuerda que es necesario reforzar las competencias de los ayuntamientos para velar por la seguridad y convivencia ciudadanas y también habilitar a las Juntas de propietarios para instar los desalojos de inmuebles ocupados ilegalmente que afecten a la convivencia de la comunidad de vecinos, una propuesta que la formación naranja lleva solicitando desde 2018 y a la que se ha sumado el PP.

Desde Ciudadanos también se solicita la inclusión en la Ley de Vivienda de la Región de Murcia, del articulado preceptivo que recoja la regulación de la sobreocupación de vivienda, así como su reglamentación, definición de competencias de la administración local al respecto y régimen sancionador.

Cs lamenta que tanto Partido Socialista como Unidad Podemos “hayan dado la espalda a este problema social votando en contra esta semana en el Congreso de los Diputados a una Proposición no de Ley de medidas para prevenir y atajar el fenómeno de la ocupación”.

La formación ‘naranja’ ha puesto sobre la mesa la reforma de las normas procesales para que todas las demandas por ocupaciones ilegales se resuelvan mediante juicio rápido. Molina reprocha a PSOE y UP “que se hayan olvidado también de los más vulnerables, ya que la norma naranja busca paliar esta situación desde todos los ámbitos, por ello solicitamos asegurar una prestación social, económica y jurídica a familias vulnerables para que puedan procurarse una vivienda adecuada”.