Murcia confina Fortuna y Abanilla tras dispararse la incidencia de Covid

A partir del próximo jueves, todos los alumnos de Lorca volverán a la clase de forma presencial

El portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid-19 en la Región de Murcia, Jaime Pérez, ha anunciado hoy que la Comunidad implantará medidas restrictivas en los municipios de Fortuna y Abanilla, después de analizar los datos de incidencia en dichas localidades. Según Pérez, el aumento de las tasas en dichos municipios, en los que se han colocado puntos Covid de toma de muestras, se ha vuelto “preocupante”, tras registrar una tasa de 682 en los últimos 7 días en Jumilla, y de 1.191 en Abanilla.

“Se van a tomar medidas restrictivas igual que en otros municipios, lo que supondrá una reducción en los aforos y la movilidad”. Además, ha insistido en que la sociedad no puede relajarse “y debemos estar en máxima alerta, con respeto a las normas de seguridad”.

Estos municipios se unen a los que ya se encuentran en esta fase, como lo son Lorca, Jumilla y Totana. Con respecto a cada localidad, Pérez ha detallado la evolución de los contagios que, poco a poco, van estabilizándose, pero que todavía no facilita la salida de los municipios de las fases.

En Lorca, la situación ha ido “mejorando” de forma paulatina. Por ese motivo, el Comité de Seguimiento ha acordado retomar las clases presenciales en toda la ciudad, ya que hasta ahora se estaba dando la modalidad telemática a excepción de las pedanías. “Se ha decidido, debido a los datos epidemiológicos, que los centros educativos del casco urbano de Lorca retomen, a partir del próximo jueves 15 de octubre, la actividad lectiva presencial”.

Por su parte, los centros educativos de Totana continúan con actividad lectiva no presencial, y Pérez ha indicado que la situación va mejorando, “pero todavía hay que esperar para tomar decisiones”.

En Jumilla, por su parte, ha indicado que la situación actual es “estable”, pero continuará una semana más en la Fase 1.