La Región de Murcia suma al toque de queda la reducción de aforos, el cierre de centros de día y pide aplazar todas las celebraciones

El Gobierno admite que deberá confinar más municipios, pero descarta el cierre de la comunidad

El Consejo de Gobierno se ha reunido con carácter urgente para aprobar las nuevas medidas para frenar la covid. Además del toque de queda ya anunciado, que será de 23 horas a seis de la mañana, la Región establece nueva limitación de aforos en diversos ámbitos. También queda suspendida toda actividad deportiva no profesional que se realice en equipo . Además, se recomienda aplazar todas las celebraciones que pueda aplazarse (bodas, comuniones...) para las que se marca un límite de 30 personas.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, ha admitido que en los próximos días se puede decretar el confinamiento de nuevos municipios, así como mantener algunos que ya están en esta situación. No obstante, ha descartado que sea necesario confinar la comunidad.

Se prohíbe también comer y beber por la calle, siempre que no se guarde la distancia de seguridad y la nueva orden indica expresamente que la mascarilla es obligatoria mientras se está en los bares, excepto en el momento de consumir. “Si hablamos sin mascarilla contagiamos”.

Se restringen las visitas a las residencias y se cierran los centros de día.

Villegas ha admitido que están preocupados por la situación de la ciudad de Murcia y solicitan mayor colaboración.

Por lo que respecta a los aforos, indica que será del 50 por ciento en los comercios minoristas, del 75 de los mercados de la vía pública, del 30 por ciento para el interior de los locales de restauración. Bibliotecas, archivos, cines y teatros, del 50 por ciento.

Las zonas comunes hoteles no podrán superar un tercio del aforo y podrán tener abierto su servicio de restauración solo para los clientes.