El Gobierno murciano ordena el cierre de toda la Región

También se restringe la movilidad entre municipios ante el aumento de los contagios

El presidente murciano, Fernando López Miras, anuncia el cierre total de la RegiónLa RazónLa Razón

A partir de las doce de la noche de este viernes 30 de octubre entrará en vigor la orden que decretará el confinamiento total de la Región de Murcia así como del cierre perimetral de los 45 municipios de la Comunidad. Una decisión que ha anunciado hoy el presidente regional, Fernando López Miras, tras registrar en las últimas semanas un aumento considerable de los casos de contagio de coronavirus que aboca a la Región a un «colapso sanitario» si no se endurecen las restricciones. «La situación es muy grave, y lo venimos advirtiendo desde hace meses. No puede distraernos que la Región tenga una incidencia menor que otras comunidades».

Una incidencia que actualmente se sitúa en 363 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días, y de 640 por cada 100.000 en los últimos 14. «No es una decisión fácil, pero es necesaria».

También ha defendido la necesidad de tomar medidas globales, «con criterios comunes a todas las comunidades que permitan una respuesta conjunta. Ante la negativa del Gobierno central a coordinar una respuesta común, debemos actuar».

Con esta nueva orden, que entrará en vigor una vez que se publique en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), no estará permitido salir de la Comunidad o de otros municipios, salvo motivos estrictamente necesarios como lo es acudir o volver del centro de trabajo, por motivos educativos, por emergencias sanitarias o para el cuidado y la atención de personas dependientes.

Además, tendrá una vigencia de 14 días desde el momento en el que se publique, con la posibilidad de que sea prorrogada, en función del Real Decreto del Estado de Alarma emitido por el Gobierno central. Por ello, se fija el día 9 de noviembre como fecha máxima para analizar nuevamente la situación epidemiológica de la Región.

Estas nuevas restricciones se unen al toque de queda decretado el pasado domingo que establece la prohibición de la libre circulación entre las 23:00 y las 6:00 horas, medida que desde el Ejecutivo regional esperan que reduzca la incidencia de contagios y aplane la curva, especialmente en la población joven.

Con este confinamiento perimetral, la Comunidad se une a otras regiones como Asturias, País Vasco, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Navarra cuyos presidentes autonómicos también anunciaron el cierre de las fronteras con los territorios vecinos.

Por otra parte, también se ha apuntado a la inminente celebración del Día de Todos los Santos, momento en el que se produce un gran aumento del flujo poblacional en las visitas a los cementerios, ante lo que el presidente ha aseverado que no se permitirán las visitas a los camposantos que no estén en el mismo municipio de residencia.

Además, sobre el cumplimiento del cierre perimetral de las localidades murcianas, López Miras ha incidido que los alcaldes le han trasladado su voluntad de colaborar en el cumplimiento de control y contención para evitar desplazamientos mediante el apoyo de la Policía Local, mientras que el consejero de Salud, Manuel Villegas, se reunirá con la Delegación del Gobierno para contar con el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Este confinamiento total de la Comunidad responde, según ha anunciado el presidente, a criterios sanitarios y epidemiológicos, bajo los cuales se han puesto en marcha otras restricciones que han sido efectivas. «Se confinó Lorca y en cuestión de semanas la curva descendió. Esperamos que esta decisión sirva para no tomar restricciones más duras como el cierre de comercios o adelantar el toque de queda, tal y como hemos visto en otras regiones y países».

Diez municipios vuelven a la Fase 1

Abanilla, Archena, Beniel, Bullas, Ceutí, Cieza, Fortuna, Lorquí, Torre Pacheco y Totana deberán implantar más restricciones tras haber decretado su regreso a la Fase 1 «flexibilizada». Una situación que provoca el cierre de los locales en interior en la hostelería además de la reducción de los aforos y de las medidas ya implantadas para el resto de la Comunidad.

De hecho, ha llamado la atención que en municipios como Murcia o Molina de Segura, con una tasa de incidencia por encima de 500 casos por cada 100.000 habitantes no se aplicaran dichas restricciones. «El equilibrio es complejo, y seguimos la recomendación de Epidemiología. Si en dos semanas vemos que no se aplana la curva, se aplicarán las medidas necesarias».

Así lo ha comunicado el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien además insiste en que si se reduce el flujo de personas de diferentes municipios con el confinamiento perimetral, se conseguirá reducir el riesgo de contagio en toda la Región.