López Miras pide al Gobierno central una medida común para todas las comunidades

Ejemplifica las decisiones de países como Alemania, Francia, Reino Unido o Portugal, cuyos confinamientos fueron decretados por el Ejecutivo central

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López MirasMarcial GuillénEFE

El presidente de la comunidad autónoma de Murcia, Fernando López Miras, ha considerado este martes que España está dando “un espectáculo que deja mucho que desear” en la gestión de la pandemia del coronavirus y ha reiterado su petición de que se tomen medidas a nivel estatal que sean iguales para todas las regiones.

Miras ha respondido así a preguntas de los periodistas sobre las peticiones que algunos territorios ya han hecho al Gobierno central para endurecer los confinamientos y cierres de actividades no esenciales, medida que no ha aclarado si cree conveniente para Murcia, sino que se ha limitado a explicar que todas las decisiones tomadas hasta ahora se han basado en criterios sanitarios y epidemiológicos y así se seguirá haciendo.

No obstante, se ha mostrado convencido de que hay que “terminar con la situación que hay en España”, en la que cada comunidad impone diferentes restricciones, mientras que en los países de nuestro entorno, como Alemania, Francia, Reino Unido o Portugal, las medidas son impulsadas por el Gobierno central para el conjunto del estado.

“Aquí cada día tenemos 17 respuestas diferentes para un problema global”, ha lamentado, y ha advertido de eso no es “eficaz ni efectivo” para combatir la covid-19 al tiempo que “genera confusión, dudas, incertidumbre y miedo” a los ciudadanos, por lo que “urge tomar una decisión de país”.

En cualquier caso, ha insistido en que su Gobierno seguirá todos los pasos que le marquen los expertos sanitarios, cuyas recomendaciones en estos momentos se basan en “limitar los movimientos y los contactos sociales al máximo” en un momento “preocupante, delicado y grave” en el que hay que “frenar los contagios de forma urgente”.

Por eso, ha apelado también a la “disciplina social” como clave para que las medias aplicadas tengan éxito y permitan revertir la situación actual.