Denuncian a dos conductores implicados en un accidente por no respetar la cuarentena Covid

Se enfrentan a sanciones que van desde los 3.001 a los 60.000 euros

Servicio Ilustrado (Automático) GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil denunció el pasado sábado a dos conductores implicados en sendos accidentes de circulación que circulaban incumpliendo las medidas de cuarentena después de haber dado positivo en Covid-19. Uno de ellos, además, ha sido investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial por quintuplicar la tasa máxima de alcohol.

Según informaron fuentes de la Benemérita, el Centro Operativo del Sector de Tráfico fue alertado de dos accidentes ocurridos en el área de servicio de Santomera y en la carretera RM-422 (Venta Collares- dirección Pinoso), en Jumilla, ambos por salida de vía y choque contra señalización con resultado de daños materiales.

Agentes de los destacamentos de Tráfico de Murcia y Cieza se desplazaron hasta el lugar y verificaron que a ambos conductores se les había confirmado positivo en Covid-19 en fechas anteriores y, por ello, debían guardar cuarentena.

Por ello, fueron propuestos para sanción administrativa por infracción grave al decreto-ley autonómico por el que se establece el régimen sancionador por incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en la Región de Murcia para afrontar la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, enfrentándose a sanciones que van desde los 3.001 a 60.000 euros.

Además, uno de estos conductores presentaba síntomas evidentes de la ingesta de bebidas alcohólicas, por lo fue sometido a las preceptivas pruebas en las que arrojó un resultado positivo de 1,34 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, quintuplicando la tasa máxima permitida de 0,25 para los conductores con carácter general.

El conductor, varón, de 47 años y vecino de Abanilla, ha sido investigado como presunto autor de delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Cieza.

El Instituto Armado ha recordado que combatir la alta incidencia del Covid-19 implica a toda la sociedad. De esta forma, la Benemérita, además de velar por la seguridad ciudadana, dirige parte de su labor diaria a asegurar el cumplimiento de la normativa sanitaria.