Salud decidirá el viernes si reabre la hostelería en la Región de Murcia

Pese al descenso en el número de contagios, recuerdan que la situación hospitalaria necesita más tiempo

Terrazas de los restaurantes de la plaza del Cardenal Belluga de Murcia desiertasMarcial GuillénEFE

La hostelería de la Región de Murcia afronta su segunda semana cerrada tras el decreto del Gobierno regional por el que se implantó el cerrojazo y prohibió el servicio en mesa, tanto en interior como en terraza, durante al menos 14 días. Por ello, será el próximo viernes cuando el Comité de Seguimiento Covid-19 valore los efectos que ha tenido este cierre en la curva de contagios de la Región y adopte las medidas pertinentes, tanto para flexibilizarlas como para restringirlas.

El portavoz técnico del propio Comité, Jaime Pérez, ha anunciado esta mañana que dicha decisión se valorará el próximo viernes, ni siquiera en la reunión prevista para mañana martes, y que aunque desciendan los casos, la presión asistencial en los hospitales todavía se encuentra en una situación “límite”.

“Estamos en unos momentos críticos, y aunque bajen los contagios, tienen que pasar semanas hasta que veamos el fruto de las medidas implantadas en la hostelería. Hay muchos pacientes en la UCI, y este tipo de afectados necesitan mucho tiempo para conseguir el alta”.

Además, Pérez hizo un llamamiento a los municipios en los que la curva de contagios es superior a la del resto de la Comunidad, como Yecla, Caravaca, Fuente Álamo, Cehegín, Alhama de Murcia, Jumilla y Totana. “Es necesario seguir con las medidas del distanciamiento social y el uso de la mascarilla en todo momento como protección más eficaz contra el virus”.

En defensa del sector hostelero, el portavoz ha remarcado que el cierre no se produjo por culpa de este tipo de establecimientos, sino por “lo que hacemos las personas cuando vamos, que es quitarnos la mascarilla y ponernos en riesgo”.

Pérez ha apelado, nuevamente este lunes, a la “colaboración y responsabilidad” de toda la sociedad, sin excepciones, para intentar contener la curva y salvar todas las vidas posibles.