Lorca cierra durante una semana los museos, bibliotecas, polideportivos y centros culturales

El Ayuntamiento mantendrá abiertas las salas de estudio, con un aforo de un tercio y habrá fumigaciones nocturnas con desinfectantes en el casco urbano

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, en la reunión del Comité Municipal de Seguimiento Covid-19
El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, en la reunión del Comité Municipal de Seguimiento Covid-19AYUNTAMIENTO DE LORCA AYUNTAMIENTO DE LORCA

El ayuntamiento de Lorca cerrará durante una semana todos los servicios municipales no esenciales como bibliotecas, museos, polideportivos y centros culturales con excepción de las salas de estudio, que mantendrán aforo restringido a un tercio y máximas medidas de seguridad, en atención a las peticiones de los universitarios.

Lo ha anunciado el alcalde, Diego José Mateos, tras presidir una reunión de la comisión municipal de seguimiento de la Covid-19 en la que se han adoptado “medidas complementarias” a las restricciones decretadas el miércoles por el Gobierno regional y que el consistorio ha considerado “insuficientes” en algunos aspectos.

Las medidas municipales serán de aplicación desde mañana y entre los servicios clausurados se encuentra la Casa de las Oenegés y el Centro de Atención Temprana, además de todos los establecimientos de titularidad municipal “en los que haya algún tipo de concurrencia” de público.

Es el caso de la Universidad Popular y de las escuelas municipales de Música y Artes Plásticas, ha dicho Mateos.

Ha justificado la excepción de las salas de estudio en la decisión de la Comunidad de Murcia de no suspender las clases y en el mantenimiento de los exámenes con convocatorias presenciales.

Entre las medidas adoptadas por el consistorio se encuentra también el precinto de los elementos de juego infantil y los aparatos de gimnasia instalados en los parques públicos, que seguirán abiertos.

El alcalde también ha anunciado un refuerzo de la desinfección de espacios sensibles en el casco urbano y las pedanías, como hospitales, centros de salud o supermercados con personal de la empresa municipal de limpieza Limusa y del servicio de Emergencias y Protección Civil.

Habrá fumigaciones nocturnas con productos desinfectantes, para lo que se volverá a solicitar la colaboración de agricultores con sus tractores y cubas, como en la primera fase de la pandemia,

También será reforzada la vigilancia policial en colaboración con la Guardia Civil y la Policía Nacional, para garantizar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad, el toque de queda y las medidas de seguridad individual.

Además, se ha vuelto a incrementar el número de rastreadores por turno de trabajo en el centro municipal de rastreo Cecovid, que trabaja mañana y tarde de lunes a domingo en el seguimiento y control de positivos y en el rastreo de sus contactos estrechos.

El consistorio tiene previsto además el reparto de 18.000 mascarillas quirúrgicas entre colectivos especialmente vulnerables, en especial situación de riesgo o con especiales dificultades de acceso a este material de protección de uso obligatorio, como jornaleros agrícolas y usuarios de organizaciones no gubernamentales o de ayuda humanitaria.

Las medidas adoptadas por el consistorio son prorrogables, ha dicho Mateos, que ha vuelto a pedir a la población que extreme las medidas de autoprotección y que sea rigurosa en el cumplimiento de todas las restricciones.