El disidente Francisco Álvarez dimite como consejero en el Gobierno de Murcia para ser portavoz de Cs en el parlamento regional

Martínez Vidal critica que el grupo parlamentario sea “secuestrado” por un tránsfuga

El consejero de Empleo, Universidades e Innovación de la Región de Murcia, Francisco Álvarez (d), tras dimitir para ser portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos en la Asamblea Regional tras un encuentro celebrado esta tarde en la sede parlamentaria entre los seis diputados
El consejero de Empleo, Universidades e Innovación de la Región de Murcia, Francisco Álvarez (d), tras dimitir para ser portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos en la Asamblea Regional tras un encuentro celebrado esta tarde en la sede parlamentaria entre los seis diputadosMarcial GuillénEFE

Nuevos cambios en el seno del Gobierno de la Región de Murcia. Francisco Álvarez, uno de los diputados disidentes de Ciudadanos, que posteriormente fue nombrado como consejero de Empleo, Investigación y Universidades, ha anunciado hoy su dimisión en el cargo para pasar a ocupar la portavocía del grupo parlamentario en la Asamblea Regional, relevando así a Juan José Molina.

Se trata de una estrategia puesta en marcha por los tres ex de Ciudadanos (el propio Álvarez, Isabel Franco y Valle Miguélez), quienes a partir de ahora tendrán el control del grupo parlamentario dejando sin opciones a la coordinadora autonómica de la formación naranja, Ana Martínez Vidal.

Para que esta decisión fuera firme, los tres disidentes de Ciudadanos necesitaban el voto a favor o la abstención del presidente de la Asamblea, Alberto Castillo. Éste, tal y como hizo en la moción de censura contra el gobierno regional, se ha abstenido.

“Secuestro del partido”

Martínez Vidal ha asegurado que no conocían que en la reunión estuviera presente un notario. “No nos dejaban hacer recesos, no nos han dado ningún margen de maniobra. Hemos traslado nuestras dudas sobre este asunto a los servicios jurídicos del partido, y estamos totalmente en contra de que sea secuestrado por un tránsfuga”.

Estábamos dispuestos a llegar a acuerdos, a repartir las comisiones. Pero ellos se han negado y aparecen ellos en todas las comisiones. No es ni democrático ni justo. El PP ha pasado de tener 17 diputados a tener 23. Esto es un espectáculo lamentable”.

Asimismo, la coordinadora autonómica ha asegurado que “el presidente de la Asamblea ha dicho que no veía problema en que esto fuese así, y es en lo que nosotros discrepamos. Por ello vamos a presentar alegaciones”.