Investigan a un psiquiatra de Murcia por acoso sexual a una paciente, a la que preguntaba “si estaba húmeda”

El investigado se dirigía a la paciente de manera sexual e incluso llegó a enviarle vídeos pornográficos

Audiencia Provincial de Murcia
Audiencia Provincial de Murcia

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un psiquiatra con consulta abierta en esa capital contra el auto del juzgado de instrucción del pasado octubre que acordó continuar con el proceso abierto contra el mismo por el presunto acoso sexual denunciado por una paciente.

El auto judicial, al que ha tenido acceso Efe, señalaba que la joven denunciante aseguró que acudió a la consulta en una primera ocasión en julio de 2019 y que en septiembre siguiente se vio sorprendida al recibir un mensaje del investigado en el que le preguntaba “si estaba húmeda”.

Y añadía que fue a partir de septiembre cuando los mensajes “eran más continuos y de tono sexual”, indicándole en uno de ellos que si hubieran tenido sexo y comido unos churros después habrían dormido como los ángeles.

En otra ocasión, presuntamente, le dijo que podían comer juntos para luego mantener relaciones sexuales “hasta quedar extenuados”, además de enviarle vídeos pornográficos, añadía el auto del juzgado de instrucción que acordaba abrir la fase intermedia del procedimiento abreviado y que ahora se ve confirmado por la Audiencia Provincial.

En diciembre de 2019, al no cesar el investigado en esa conducta, la joven comunicó lo que ocurría a su esposa y denunció los hechos a la Policía.

El psiquiatra negó que hubiera pedido favor sexual alguno a la denunciante y dijo que los mensajes que cruzó con ella “fueron de broma y de colegueo”, para añadir que la chica tiene una personalidad narcisista y manipuladora y que en una ocasión le comentó que los medicamentos que le había prescrito le provocaban “apetito sexual”.

Así mismo presentó un informe del Colegio de Médicos en el que se asegura que en los 25 años de ejercicio de su profesión como psiquiatra no ha tenido tacha ni reclamación alguna.

La Audiencia, al desestimar su recurso, señala que los indicios recogidos en la causa son “sólidos”, por lo que está justificada la continuación del proceso judicial para llegar hasta el juicio, que será el momento procesal oportuno para el esclarecimiento de los hechos.