El fin del cierre perimetral llega tras más de seis meses con la Región de Murcia «blindada»

Desde octubre, la Comunidad ha logrado descender en más del 90 por ciento la tasa de incidencia de contagios

Durante más de seis meses, la Región de Murcia ha permanecido cerrada perimetralmente a otras comunidades
Durante más de seis meses, la Región de Murcia ha permanecido cerrada perimetralmente a otras comunidadesEdu Botella Europa Press

Poco más de seis meses han pasado desde que el Gobierno de la Región de Murcia anunciara el confinamiento perimetral de la Comunidad para evitar la interacción de personas entre territorios. Aquel 28 de octubre de 2020, el presidente autonómico, Fernando López Miras, comparecía a las puertas de una «letal tercera ola» y anunciaba el blindaje regional (a partir del día 30) con una tasa de incidencia escalofriante, que dejaba 363 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días, y de 640 por cada 100.000 en 14. «No es una decisión fácil, pero es necesaria», aseguraba.

El fin del estado de alarma en la madrugada de este domingo ha obligado al Ejecutivo regional a suprimir esta restricción a la movilidad, a pesar de que el propio López Miras pretendía mantenerla, al menos, un par de semanas más, hasta que se completara la vacunación de los mayores de 60 años.

«Pero el TSJ de Murcia no ratificará esta decisión», lamentaba el pasado viernes tras la reunión del Comité Covid. Esto es así porque actualmente se ha reducido en más de un 90 por ciento las tasas de incidencia que se presentaban hace seis meses, con 59,51 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, y de 22,83 en los últimos siete.

Cabe recordar que la Comunidad es la única que logró descender de los parámetros marcados por el Ministerio para situarse al nivel de «nueva normalidad».

No obstante, el presidente ya advirtió de que tiene en su mano la posibilidad de aplicar ciertas medidas restrictivas que serán competencia autonómica y no requerirán la aprobación judicial, como lo es el de poder confinar perimetralmente municipios. Una baza con la que ya jugó en los primeros momentos de la pandemia, y que ha ido poniendo en marcha en las localidades más afectadas durante algunos periodos como Totana o Torre Pacheco.

En este sentido, puntualizó que en aquellos municipios en los que se detecten más de 250 casos por cada 100.000 habitantes se aplicará el confinamiento territorial, impidiendo así salir o entrar en la localidad.

También en aquellos municipios en los que la tasa de incidencia sea superior al 80 por ciento con respecto a la semana anterior. Así, se ha fijado el nivel de alerta «Medio-Alto» como indicador de gravedad en el semáforo covid regional.

Ahora, tanto presidente como autoridades sanitarias claman a la responsabilidad tanto de los propios ciudadanos murcianos como del resto de turistas que lleguen desde otros territorios. «La interacción es el mejor vehículo para el contagio», advertía el consejero de Salud, Juan José Pedreño. Ahora, la vista está puesta en seguir vacunando de forma masiva con el objetivo de poder afrontar un verano lo más parecido a la «vieja normalidad».

22 casos

de incidencia en 7 días han convertido a la Región de Murcia en una de las comunidades con la tasa más baja de todo el país. De hecho, el propio presidente López Miras aseguró que actualmente, es la región «más segura» de toda España.