La Policía disuelve en Lorca una fiesta con 15 personas

Este fin de semana la Policía Local también intervino en un salón de juegos con una quincena de clientes

Imagen del operativo desplegado por la Policía Nacional
Imagen del operativo desplegado por la Policía NacionalPOLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

La Policía Local de Lorca ha disuelto este fin de semana una fiesta que se celebraba en un inmueble de dicha localidad. Los agentes atendían una queja vecinal en la calle Martín Morata por la realización de una fiesta en una vivienda.

Al lugar se desplazaron los agentes, que a la llegada apreciaron el bullicio que procedía de este inmueble, del que además salían tres jóvenes.

Una de estas jóvenes manifestó que otras tres chicas la habían intentado agredir, facilitando el lugar en el que se estaba realizando esta fiesta en dicha calle.

Se procedió a contactar con el responsable de la vivienda, en cuyo interior se comprobó que había 15 adultos celebrando una fiesta incumpliendo las medidas Covid y alterando el descanso de los vecinos, por lo que se formularon las correspondientes denuncias. Se disolvió la fiesta y abandonaron el domicilio aquellos que no vivían en el mismo. En esta intervención se recibió el apoyo de Policía Nacional.

Este fin de semana, la Policía Local también intervino en un salón de juegos en el que se realizó una inspección en el interior en el que se encontraban 15 clientes.

Igualmente, se registró el local, procediendo a interponer una denuncia por permitir el consumo de tabaco en el interior del local; otra denuncia por incumplimiento del horario de cierre; otra por impedir la labor inspectora al no permitir el acceso hasta transcurridos unos minutos; y otra por tenencia de drogas. Y se procedió al desalojo del local.

Durante la última semana, “dentro de las labores realizadas se han detenido a otras siete personas, tres de ellas por conducir bajo influencia de bebidas alcohólicas; dos por hacerlo careciendo del permiso de conducir; otras dos personas por estancia irregular en España; y un último el menor fugado del centro de menores de Almería, localizado en el barrio de San José, este pasado lunes por la noche”.

Por otro lado, la Policía Local de Lorca ha detenido a una persona por incumplir presuntamente la orden de alejamiento por violencia de género hacia su pareja.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ruiz Guillén, ha detallado que los agentes de la Policía Local atendían este domingo por la noche el aviso por la presencia de una pareja en estado de embriaguez con una niña pequeña.

Se procedió a la identificación de estas personas y los agentes comprobaron que existía una orden de alejamiento entre la pareja, mostrándose “no colaborador y violento”, por lo que se procedió a la detención de esta persona por “quebrantamiento de condena y la mujer y la niña fueron trasladadas a su domicilio informándole de los hechos”.

Guillén ha señalado que “también se atendía aviso por la ocupación de una vivienda en el barrio de Los Ángeles, hasta donde acudieron los agentes de forma inmediata comprobando que la puerta de uno de los pisos tenía la cerradura que acaba de ser rota, puesto que estaba tirada en el suelo y se podía observar el propio agüero de la puerta”.

Ruiz Guillén ha indicado que “en el interior se encontraba una señora limpiando la vivienda en la que no había ni objetos, ni enseres, y manifestó que no tenía casa y que acababa de abrir la puerta con la intención de ocuparla, por lo que se le informó de la propuesta de sanción por ocupación de esta vivienda propiedad de una entidad bancaria, que fue precintada y cerrada con una cadena y candado”.