Martínez Vidal y Conesa: la caída tras la moción de censura en Murcia

Los líderes de Ciudadanos y PSOE han optado por abandonar sus cargos tras una fallida moción contra el Gobierno del PP

El secretario general del PSRM-PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Diego Conesa, y la coordinadora autonómica de Ciudadanos (Cs), Ana Martínez Vidal, se saludan con el codo tras la firma de un programa de gobierno conjunto
El secretario general del PSRM-PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Diego Conesa, y la coordinadora autonómica de Ciudadanos (Cs), Ana Martínez Vidal, se saludan con el codo tras la firma de un programa de gobierno conjuntoEuropa Press Europa Press

La política murciana ha experimentado en el último año todo un huracán de titulares que han sobrepasado las fronteras de la propia Región de Murcia. Fue un 10 de marzo cuando, de forma imprevista, Ciudadanos (que en aquel momento formaba parte del Gobierno regional) y el PSOE presentaban conjuntamente una moción de censura contra el Ejecutivo del PP de Fernando López Miras, así como en el Ayuntamiento de Murcia, para sacar de las instituciones a los populares.

Una maniobra casi perfecta en la que sus protagonistas ya soñaban con el reparto de cargos, hasta que apenas 24 horas después el acuerdo fue contrarrestado por nuevas alianzas, y fue el inicio del fin de sus liderazgos.

Ana Martínez Vidal (Ciudadanos) y Diego Conesa (PSRM-PSOE) han tenido que hacerse a un lado y dejar la dirección de sendas formaciones políticas, ante el desgaste propio de una fallida moción tan mediática. Cabe recordar que fue la maniobra de Murcia la que provocó la ruptura de gobiernos como el de la Comunidad de Madrid, que hizo que Isabel Díaz Ayuso convocara elecciones y obtuviera de nuevo el liderazgo, rompiendo así con el que era el vicepresidente de Cs, Ignacio Aguado.

La última salida política de la Comunidad la ha protagonizado Diego Conesa, quien se caracterizó por ser el primer militante elegido de forma directa como secretario general, así como la fuerza mayoritaria en las pasadas elecciones autonómicas de 2019, aunque sin posibilidad de formar gobierno.

Conesa compareció ayer para anunciar que no se presentaría a la reelección al frente de PSRM, dando así «un paso al lado», pero dejando la puerta abierta a continuar como portavoz del Grupo Parlamentario en la Asamblea Regional, es decir, sin dejar su acta de diputado. «Me pongo a disposición de la nueva ejecutiva autonómica del PSRM».

Por su parte, Martínez Vidal que tampoco ostenta ya el cargo de coordinadora autonómica de Cs en la Región (actualmente está María José Ros al frente), también mantiene su acta como diputada pero en el Grupo Mixto, después de que los tres «díscolos» de Ciudadanos votaran en contra de la moción de censura y se hicieran con el control parlamentario de la formación naranja.